VIDEO El mocano Freddy Peralta hace brotar lágrimas y establece récord para novatos de Milwaukee

Deportes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

DENVER. Pedro Peralta llora cada vez que lanza su hijo Freddy, y verlo hacer su debut en Grandes Ligas seguramente provocaría más lágrimas.

El joven Freddy se aseguró de que fueran lágrimas de alegría.

Freddy Peralta mantuvo el juego perfecto hasta el sexto inning en su debut en Grandes Ligas y estableció un record para novatos de Milwaukee con 13 ponches, guiando a los Cerveceros a un triunfo el domingo por 7-3 sobre los Rockies de Colorado.

Se convirtió en un memorable Día de las Madres para Pedro (en Estados Unidos se celebró el domingo 13 el Días de las Madres), la madre de Peralta, Octavia, y su novia, Maritza, que llegó a Colorado esperando verlo lanzar profesionalmente por primera vez en Triple-A Colorado Springs. Pero una enfermedad estomacal obligó a Chase Anderson a perder su inicio del sábado contra los Rockies, y el inicio de Peralta para los Sky Sox fue removido para que pudiera lanzar para los Cerveceros el domingo.

Las noticias trajeron más lágrimas para Pedro.

�??Sé que llora mucho�?�, dijo Peralta. �??Como (el sábado), cuando le conté lo que estaba pasando, comenzó a llorar�?�.

El derecho dominicano, que tuvo marca de 5-1 esta temporada con el equipo de categoría Triple A en Colorado Springs, no recibió un solo imparable hasta que David Dahl conectó un sencillo al jardín central con un out en el sexto episodio. Peralta (1-0) dejó congelado a Charlie Blackmon con una bola rápida de 92 mph en el tercer strike y fue reemplazado por Matt Albers.

Con sus padres en las tribunas para verlo jugar a nivel profesional por primera vez, el lanzador de 21 años otorgó dos pasaportes en cinco entradas y dos tercios y salió del juego tras realizar 98 lanzamientos. Peralta rompió la marca de los Cerveceros de ponches recetados por un pitcher novato, que era de 12 -compartida por el mexicano Teodoro Higuera (1985), el puertorriqueño Juan Nieves (1986), Cal Eldred (1992) y Steve Woodard (1997).

Fuente Diario Libre