“Hola Norman, necesito que me eches una mano”. El arquitecto británico ha contado cómo fue la llamada de Steve Jobs para que le diseñara el Campus de su empresa. “Han sido ocho años de colaboración muy estrecha”, declaró Foster cuando, en espera de que los empleados se instalen esta primavera en las oficinas de Cupertino, se inauguró el teatro que lleva el nombre del desaparecido y mitificado fundador —junto con Steve Wozniak— de Apple.