El tradicional vestido de novia, con largas colas y repleto de encaje, pedrería, transparencias y bordados, ya no convence a las millennials, etiqueta que engloba a los nacidos entre 1982 y 2004. Cada vez más, las mujeres evitan convertirse en princesas de cuento y priman la naturalidad. El sector se está adaptando a esta nueva filosofía. “Las clientas de ahora tienen un estilo muy personal, saben lo que quieren, leen revistas de moda, están al día sobre tendencias y siguen a influencers internacionales”, explica Sofía Arribas, directora creativa de la firma de alta costura Sophie et Voilà, que acaba de inaugurar una tienda en Madrid

A principios de agosto, la casa francesa Chanel, comandada por Karl Lagerfeld, anunciaba que Penélope Cruz sería su próxima embajadora. Han tenido que pasar algo más de tres meses para que la actriz española se deje ver en la primera campaña de la maison con algunas de las prendas más icónicas de la firma. En las fotografías en blanco y negro Cruz aparece vestida con trajes de tweed, gorras de lana o un vestido negro, el célebre little black dress que inventó Coco Chanel.

CUALQUIER DEPORTE provoca daños en la piel si no se toman medidas. En España hay unos 4.500 centros deportivos especializados, un 3% más que el año pasado, y el 10% de los españoles están apuntados a un gimnasio. La tendencia se consolida y el abanico de actividades es cada vez más amplio, en un sector que generó 2.200 millones el año pasado.

Más artículos...