¿Cómo es la calle perfecta? La calle perfecta tiene que tener esquinas para que los peatones se crucen. Manzanas pequeñas y edificios con ventanas al exterior. Cuanto más movimiento, más oportunidad para que los vecinos se encuentren y construyan comunidad. Porque la calle perfecta tiene que tener vida. Hace más de medio siglo, la urbanista norteamericana Jane Jacobs expuso los principios para que las ciudades no murieran fagocitadas por su propio éxito. Sus ideas son ahora más necesarias que nunca. Y lo serán para responder a los retos del futuro.

La actriz Rachel Weisz y su esposo, el actor Daniel Craig, están esperando un hijo, el primero en común de la pareja que contrajo matrimonio hace siete años. Weisz, de 48 años, lo ha anunciado en una entrevista en The New York Times en la que no hace referencia a un embarazo. "Lo enseñaré pronto. Daniel y yo estamos muy felices. Vamos a tener un pequeño humano. No podemos esperar para conocerlo. Es todo un misterio", ha afirmado. 

"Érase una vez" ­—nos contaron— "un sexo fuerte y otro débil...". Tanto se nos ha repetido y repetido este cuento en sus múltiples versiones, que hemos terminado por aceptarlo como una verdad, lo hemos interiorizado en nuestro proceso de socialización sin darnos cuenta de sus consecuencias. No en vano, las definiciones estructuran la realidad de las personas, porque aportan significados que utilizan para explicarse las cosas que ven y a sí mismas en el encuentro con otros en un orden social dado. De ahí que definir es crear, es hacer historia, pues se destacan algunas verdades, se las reconoce y acepta, dejando otras en el olvido.

Tradicionalmente se ha creído que el labio leporino y el paladar hendido son dolencias que tienen que ver con la pobreza, y los médicos del hospital de Mbagathi (en Nairobi) sugieren que se puede deber a la malnutrición.

Más artículos...