Dos meses después de la "crisis emocional" que forzó a Selena Gomez a ingresar en un centro psiquiátrico el pasado octubre, la cantante, de 26 años, empieza a retomar su vida. En unas recientes imágenes publicadas en Instagram, se puede ver a la protagonista de Los magos de Waverly Place disfrutando unas vacaciones con algunos amigos en la nieve. "Se encuentra mucho mejor y está esperando que todo vuelva a la normalidad", le dijo una fuente cercana a la actriz, a la revista People. "Ahora está pasando tiempo con sus amigos y familia", ha agregado.  

Cuando alguien piensa en títulos epítome de comedia romántica y tiene una edad o algo de cultura cinematográfica es difícil que se le escape un título: Cuatro bodas y un funeral. La película, protagonizada por Hugh Grant y Andie MacDowell, se estrenó en el verano de 1994 y marcó un antes y un después en este tipo de filmes. También supuso un cambio en la vida profesional de la pareja protagonista, los mismos que se han reencontrado en un set donde se han reunido por primera vez con el reparto al completo de la mítica comedia.

Las cosas no mejoran para Brad Pitt. Ni la llegada de su 55 cumpleaños parece alegrar a esta estrella vapuleada por un divorcio que acabó con su paraíso familiar. Hace unas semanas llegaba la confirmación de un acuerdo privado, aunque temporal, sobre la custodia de sus seis hijos fruto de los 11 años de relación junto a Angelina Jolie. Pero lo que sonaba a buenas noticias no ha conseguido acabar con las tensiones de lo que hasta hace dos años era la familia poco convencional más querida de Hollywood.

Más artículos...