¡Ni Petros, ni Soberanos! Los precios nada socialistas del restaurante en el Hotel Humboldt que el gobierno no quiere que veas (Fotos)

Venezuela
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
El Bar Lounge 1956 cuenta con unas tarifas nada socialistas para los venezolanos. | Foto: Cortesía

 

El restaurante Lounge 1956 ubicado en el Hotel Humbolt del parque nacional El Ávila actualizó su lista de precios que no son nada socialistas en Petros o Bolívares Soberanos con motivo para la última fiesta de Halloween.

LaPatilla.com

El local que fue reinaugurado por el gobierno de Nicolás Maduro y cuenta con unas instalaciones modernas dio a conocer sus nuevas tarifas, las cuales están valoradas en dólares. El menú presenta alimentos como mini hamburguesas o tequeños, entre otras cosas que están entre 6$ y 10$. El servicios de licores va desde los 35$ el de vodka, hasta el whisky escoses Black Label de Buchanan’s en 120$.

Eso sin olvidar las “promociones” que ofrecen dependiendo de la cantidad de personas que ingresen a cada área del establecimiento. El listado tiene cocteleras pequeñas y medianas (30 y 40 dólares respectivamente) en la terraza. Además, de ubicarse en unas mesas internas con capacidades para ocho personas, que cuales incluyen botellas de vodka y ron por 150 $ o una de whisky por 190$.

Lo peculiar de las publicaciones son los números de cuenta que facilitan para los usuarios para depositar “únicamente” sus billetes verdes por dos bancos nacionales o por el Bank of América.

La pregunta del millón que muchos venezolanos deben hacerse tras ver los glamorosos costos nada socialistas del lugar, es ver quienes pueden darse ese “lujo” de ir al restaurante del Hotel Humboldt. Mientras que, la crisis actual del país lleva a muchos a pasar hambre cada día o esperar la caja del Clap o en algunos casos que deben conformarse sólo con una bolsa de alimentos que no rinde para nada y se debe que buscar la forma de medio sobrevivir con la actual inflación que mata con el paso del tiempo.

Fuente: La Pagilla