En las ciudades de Madrid y Barcelona, los dos principales mercados inmobiliarios, apenas hay en comercialización 4.114 viviendas en promociones nuevas (9.920 en ambas provincias) y el grueso se ha puesto a la venta en los dos últimos años. Además, ya no se trata de casas terminadas, como en los años de crisis, sino de promociones en construcción o sin iniciar que se ofrecen sobre plano y cuyos precios han crecido tanto desde 2016 que la oferta de viviendas de menos de 150.000 euros es actualmente insignificante.

España está a la cola de la UE en reciclaje de residuos urbanos, con una tasa del 29,7% —la media europea en 2016 era del 45,2%, según Eurostat—. Pero, según Ecoembes, en 2017 se reciclaron el 77,1% de los envases domésticos que deben depositarse en los contenedores amarillos y azules de España. ¿Cómo es posible este abismo de diferencia en los datos? Porque, como defiende Ecoembes, los residuos que ellos deben gestionar solo suponen el 8% de las basuras urbanas.

La expansión de las plataformas digitales durante la última década ha contribuido decisivamente a reconfigurar la estructura económica de muchos sectores, y a modificar patrones y hábitos de consumo en distintos mercados. La transversalidad del fenómeno se manifiesta en la proliferación de plataformas en todo tipo de actividades: desde servicios de movilidad, finanzas y turismo a servicios profesionales, culturales y retail, entre muchos otros, lo que dificulta establecer una definición precisa que comprenda todas sus manifestaciones.

Los competidores de la operadora de telefonía Vodafone están que trinan. Tras conocer esta semana el acuerdo con la compañía de televisión por cable Liberty, que le proporcionará más de 11 millones de nuevos clientes en centro Europa, Markus Haas, CEO de Telefónica Deutschland, apuntó que la adquisición creará un “monopolio”, mientras que Tim Hoettges, consejero delegado de Deutsche Telekom, calificó la operación de “inaceptable”. Su homónimo en Vodafone, Vittorio Colao (Brescia, Italia, 1961) le respondió con sorna. “Es divertido hablar de remonopolización cuando quiere mantener su dominio”, ironizó el directivo italiano en una conference

Los británicos han perdido el miedo al Brexit y vuelven a comprar vivienda en España.Tras el referéndum de salida de Reino Unido de la UE celebrado en 2016, los potenciales compradores aplazaron su decisión de comprar vivienda en España por el miedo a la devaluación de la libra y la incertidumbre política. Las ventas cayeron en picado (un 23,6% en el segundo semestre de 2016 y un 16,1% en el primer semestre de 2017). Pero ahora el que ha sido siempre el principal cliente del mercado inmobiliario español vuelve a poner sus ojos en él.

Donald Trump puso punto y aparte esta semana a un capítulo que ha marcado la evolución del mercado del crudo en los últimos años. Anunció que Estados Unidos rompe el pacto nuclear con Irán y volverá a implantar las sanciones contra uno de los principales productores de petróleo del mundo, que había accedido a retirar Barack Obama en 2015.

Los españoles ya han perdido el miedo a pagar con tarjeta de crédito en internet, a tal punto que el gasto online de los usuarios de los plásticos ha crecido un 71% en los último cinco años, según un informe de Bankinter Consumer Finance, difundido a finales de 2017. Asimismo, cuando ya han pasado más de diez años desde la explosión del e-commerce en España, una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) evidencia que siete de cada diez clientes de las tiendas virtuales se declaran muy satisfechos con su experiencia. Tanto si te encuentras entre ellos, como en el caso contrario, ¿tienes los conocimientos necesarios para

Más artículos...

Subcategorías