La confianza entre Estados Unidos y Rusia que permitió la creciente desnuclearización de las dos potencias se ha quebrado. Washington acusó a Moscú el año pasado, como ya hizo en 2014, de violar un tratado de 1987 al desplegar en secreto un nuevo sistema de misiles. Ese pacto, firmado por el entonces presidente estadounidense Ronald Reagan con su homólogo soviético, Mijaíl Gorbachov, prohíbe el desarrollo de misiles balísticos o de crucero de alcance intermedio (capaces de volar entre 500 y 5.500 kilómetros). Fue un hito en el crepúsculo de la Guerra Fría. Entonces comenzó un proceso de desnuclearización que parece estar tocando a su

Nada hacía imaginar ayer en el hotel Riu, en Miami Beach, viendo a los pequeños disfrutando de la cristalina piscina, a los padres asoleándose en la tumbona, que el dueño de todo aquello, el poderoso Luis Riu Güell estuviera el lunes pasado a unos kilómetros de aquí esposado en un banquillo ante un juez con gesto grave.

Donald Trump tomó este sábado su cuenta de Twitter y contraatacó las sospechas de la trama rusa, defendiendo que nada tuvo que ver con él o su equipo durante la campaña electoral. El día anterior, el fiscal especial, Robert Mueller, acusó a 13 ciudadanos rusos y tres empresas del mismo país de interferir en los comicios presidenciales de 2016 y destapó lo que se considera toda una empresa de las noticias falsas que buscaban enturbiar el clima político. “Es divertido cómo los medios mentirosos no quieren decir que el grupo ruso se formó en 2014, mucho antes de que yo me presentara a la presidencia. ¡A lo mejor ellos sabían que me

Mike Grundmann no da vueltas a la hora de afirmar que el Estado de Georgia busca ser el nuevo centro del automóvil en Norteamérica. “¿Por qué no? Tenemos las infraestructuras, la fuerza laboral y la voluntad política de serlo”, dice el director de desarrollo económico estatal desde su despacho en Atlanta. La ciudad pretende ser mucho más que la sede de Coca-Cola o la cadena CNN, y no va mal encaminada. El reciente anuncio del grupo PSA (Peugeot-Citroën-DS-Opel) de que establecerá su cuartel general en la capital del Estado ha reforzado la idea de que el sureste estadounidense está convirtiéndose en un poderoso imán para la industria

El invierno está siendo especialmente duro en Nueva York, con el termómetro desde hace semanas luchando por rebasar los cero grados. Los lagos y los estanques helados en los parques son una verdadera tentación. Y también se convierten en una trampa mortal cuando empiezan a subir las temperaturas. Anthony Pérez, de 11 años, falleció el pasado 6 de febrero al resquebrajarse el hielo bajo sus pies cuando trataba de ayudar a un amigo a escapar del peligro.

Apenas dice nada. Ríe, hace bromas y sobre todo no lo niega. La actriz y directora porno Stormy Daniels se ha convertido en una creciente amenaza para Donald Trump. La mujer, de 38 años, ha desfilado en las últimas semanas por las televisiones sin confirmar ni desmentir la bomba que soltó hace siete años: que en julio de 2006 mantuvo un encuentro sexual con el ahora presidente de Estados Unidos. El entorno de Trump lo niega. En ese momento, el multimillonario neoyorquino llevaba un año casado con su esposa Melania y acababa de nacer su hijo Barron.

En los dos últimos meses, los republicanos han aprobado o propuesto tres grandes iniciativas presupuestarias. Primero, promulgaron una rebaja de impuestos para los plutócratas, que les aportará enormes beneficios a los ricos al tiempo que ofrecerá unas cuantas migajas a las familias de a pie, migajas que desaparecerán al cabo de unos años, de modo que acabará convirtiéndose en una subida de impuestos para la clase media. Acto seguido firmaron un impasible acuerdo presupuestario que elevará el déficit a niveles solo vistos en tiempos de guerra o de recesiones graves. Por último, el Gobierno publicaba una propuesta de presupuesto de lo más

Más artículos...