El obispo de Salamanca mantuvo tres años, entre 2011 y 2014, a Isidro López Santos, un cura denunciado canónicamente por abuso de menores en 2011, que ya había confesado su culpabilidad y contra el que el Vaticano había ordenado dos veces actuar de forma cautelar hasta la sentencia del proceso eclesiástico. Pero el obispo Carlos López no hizo nada, tan solo le jubiló al cabo de un año y medio, para colocarle en otra parroquia como ayudante de un cura amigo suyo donde continuó con su labor y en contacto con menores. Era la parroquia de La Anunciación-San Mateo, y el blog de esta iglesia demuestra que durante esos dos años, hasta que fue

La Conferencia Española de Religiosos (Confer) ha llamado a los superiores mayores de todas las órdenes y congregaciones religiosas del país para tratar los abusos sexuales a menores en la Iglesia, un escándalo que está socavando la imagen de la institución en todo el mundo. El primer encuentro se celebró el pasado miércoles, según un comunicado hecho público este viernes por la institución, en el que la entidad reconoce la “gravedad y la culpabilidad” de estos delitos, “el tratamiento de ocultación que se les ha dado” y se solidariza con las víctimas “en su dolor y reclamo de justicia”. La publicación del documento llegó un día después de

En una carta que le escribió el 26 de mayo de 1742, Voltaire le decía a Federico de Prusia: “No me gustan los héroes: arman demasiado estrépito”. Por eso mismo, el gran philosophe no hubiera sentido la menor simpatía por Chérif Chekatt, el joven de 29 años que, al parecer, es el responsable de atacar con un arma de fuego y un cuchillo a la gente que tranquilamente visitaba un mercadillo de Navidad en el centro de Estrasburgo. El resultado del estrépito de este nuevo héroe es desolador: asesinó a dos personas, dejó en muerte cerebral a una tercera y su furia alcanzó a otros doce que tienen heridas de diversa gravedad. Hay testimonios que

Al final, la justicia francesa confirmó el miércoles lo que muchos temían desde que se supo que se había producido un tiroteo indiscriminado en el centro de Estrasburgo la noche anterior: “El terrorismo golpeó de nuevo nuestro territorio”, dijo el fiscal antiterrorista Rémy Heitz. Pese al intenso dispositivo de búsqueda, el atacante, identificado como Chérif Chekatt, un delincuente común pero radicalizado de 29 años, permanecía prófugo y se temía que haya podido esconderse en Alemania, donde también se han desplegado numerosas fuerzas policiales. 

Sophie Grig, investigadora de la ONG Survival International, tiene claro que la muerte a flechazos del joven "misionero" estadounidense John Allen Chau a manos de una tribu en Sentinel del Norte (India) se debe a una cadena de errores. "El fallo más grande fue por parte de las autoridades indias por no delimitar adecuadamente el perímetro de Sentinel del Norte", explica Grig, una gran conocedora de los pueblos aislados. Aunque para ella hubo un error anterior: la retirada en agosto del conocido como "acceso restringido" en la isla, lo que según la activista envió un mensaje confuso a algunas personas, pese a que seguía prohibido el

El grupo de Whatsapp se quedó casi vacío de golpe. Cuando la Policía Nacional desencadenó, en agosto de 2014, la Operación Kibera contra la principal red de captación de mujeres para casarse o ejercer como esclavas sexuales de combatientes del Estado Islámico, las mujeres de Ceuta y Melilla que recibían adoctrinamiento a través de esa red social, alrededor de una treintena, borraron su perfil a toda velocidad. “Fue una auténtica espantada digital”, lo describe un mando de la lucha antiterrorista. Después de aquella operación, que ha tenido varias secuelas –la última el pasado noviembre con la detención en Francia de una célula de envío de

Más artículos...