El pasado 8 de junio, el Vaticano divulgó un documento que sugiere la posibilidad de ordenar sacerdotes a hombres mayores casados y conferir a las mujeres algún “tipo de ministerio oficial” en la Amazonia. El documento se preparó para un encuentro en 2019 de obispos y representantes católicos de los nueve países que tienen una parte de su territorio en la selva y apunta la necesidad de llevar a cabo “propuestas atrevidas” para afrontar la falta de curas en una región de 7,5 millones de kilómetros cuadrados. También hace notar que la presencia de la Iglesia católica se ha vuelto “precariamente escasa” en la selva.

"Mi tutora, la señorita Van de Biggelaar, me llevó en tren hasta Almelo [en el este de Holanda]. En Tilburgo, al menos tenía un nombre que coser en la etiqueta de mi ropa, pero al llegar a Almelo me convertí en un número más", cuenta Jo Keepers, de 76 años. Hija de un padre alcohólico y maltratador, ella es una de las miles de víctimas holandesas de los trabajos forzados no remunerados de la orden católica Hermanas del Buen Pastor.

La demanda, presentada por un bufete de abogados en nombre de una treintena de personas, aunque no se descarta que se adhieran más víctimas y familiares, está interpuesta “contra X”, sin especificar a un responsable concreto. “No nos interesa que rueden cabezas, sino obtener respuestas”, ha explicado una de las abogadas de los demandantes, Samia Maktouf, en declaraciones a la emisora France info.

LA HOSPITALIDAD ES una práctica común en los monasterios. Del huésped, como regla general, los monjes esperan que se respete la atmósfera de soledad y de silencio, fidelidad al horario, puntualidad para las comidas en el refectorio, así como para la liturgia de las horas si es que se opta por asistir, y que, por la noche, al concluir el oficio de completas, seguido del cual se impone el silencio mayor, permanezca en su celda monástica.

El Gobierno austriaco ha lanzado este viernes una ofensiva contra el “islamismo político” y ha anunciado el cierre de siete mezquitas acusadas de difundir ideas extremistas. El Ejecutivo se plantea, además, la deportación de hasta 60 imanes que reciben salarios desde Turquía, una decisión calificada por Ankara de "islamófoba" y "racista".

Pegida (Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente) no consiguió este jueves asar un cerdo frente a la mezquita turca Laleli, de la ciudad holandesa de Róterdam. El grupo de extrema derecha había convocado por Facebook a sus simpatizantes, para que se pronunciaran “contra de la islamización de Holanda”. Debían reunirse allí hacia las 20:30 horas, poco antes de que los musulmanes concluyeran el ayuno del Ramadán. A la vista de que la plaza del templo se llenaba de centenares de personas contrarias a la barbacoa, el autocar que llevaba a los miembros de Pegida, unos 30, ni siquiera llegó. Sus ocupantes aseguran que la policía no

Más artículos...