El colorido de Navidad llena de encanto las calles de la Zona Oriental

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Con la llegada de diciembre, estamos oficialmente en navidad y con ello las calles y avenidas de República Dominicana y gran parte del mundo se llenan de la majestuosidad y el colorido de luces alusivas a la época, haciendo sentir en cada esquina el espíritu de esta fecha tan especial.

En Santo Domingo Este, el colorido impregnado por espectaculares luces navideñas comienza a invadir las calles, una muestra de esto es el denominado Parque �??�??Los Trébol�?�, ubicado próximo a la avenida San Vicente de Paul y la autopista Las Américas.

Blancas, rojas, verde, no importa el color, en este parque inmensos y frondosos árboles fueron vestidos por el ayuntamiento de este municipio de vistosas luces que sirven de deleite tanto para los conductores que transitan por la referida vía, como para los residentes del lugar o cualquier transeúnte.

El parque es vigilado por personal del Ayuntamiento las 24 horas, los 7 días de la semana.

Vista de las luces instaladas en el Parque ???Los Trébol???.
Vista de las luces instaladas en el Parque �??Los Trébol�?�. ( )
�??Vive la Navidad�?�

El Ayuntamiento de este municipio ha anunciado, además, la apertura del parque navideño �??Vive la Navidad�?�, para el viernes 7 de diciembre, en las instalaciones del Parque Iberoamericano. Este evento, que se realiza por tercer año consecutivo, se extenderá hasta el 5 de enero.

Por casi un mes, la Zona Oriental se llenará del colorido de millones de bombillos y vistosos espectáculos ideados para el deleite de toda la familia, teniendo como tema principal la Navidad.

Vista de las luces instaladas en el Parque ???Los Trébol???.
Vista de las luces instaladas en el Parque �??Los Trébol�?�. ( )
Origen de las luces navideñas

Esta colorida tradición tiene sus orígenes durante el siglo XVII, en los hogares de Alemania. En ese momento, se utilizaban velas para decorar los árboles navideños. No es hasta principios del siglo XX cuando empiezan a ser iluminados con luz eléctrica y ya a mediados del mismo se hacen populares en los entornos públicos, como edificios, calles, avenidas, desvinculándolas de su origen como complemento del árbol de Navidad.

En algunos países como Estados Unidos, esta costumbre toma mucha relevancia en la decoración de viviendas particulares a partir de los años 60. A finales del siglo XX esta tradición ya se había extendido a otros países no occidentales, como por ejemplo Japón.

Fuente Diario Libre