El Real Madrid ficha al central brasileño Eder Militao por 50 millones

Deportes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Eder Militao (Brasil, 1998) se ha convertido en nuevo jugador del Real Madrid, que ha anunciado este jueves la contratación del joven central (21 años) procedente del Oporto. El defensor firma por seis temporadas, hasta junio de 2025, y la entidad blanca pagará al equipo portugués una cantidad cercana a los 50 millones de euros, el desembolso más caro de su historia por un zaguero. Militao, que se incorporará el próximo verano, se convierte en el primer fichaje del Madrid que se encargará de reestructurar Zinedine Zidane, de vuelta a Chamartín tras un curso fatídico en el que el club ha sido eliminado de la Champions y la Copa y está a 12 puntos de la cabeza de la Liga.

El joven jugador da el salto al Real tras una única temporada en Europa. Militao llegó al Oporto el pasado verano procedente del Sao Paulo, equipo en el que se formó en Brasil, a cambio de siete millones, una cantidad muy inferior a la que pagará ahora el Madrid. Tan solo 27 partidos en competiciones portuguesas y siete en la Champions League dispararon su valor y le pusieron en el foco de los grandes equipos europeos.

El Madrid, por recomendación de su jefe de fútbol internacional, Juni Calafat, cogió rápido la delantera. Su fichaje estaba prácticamente cerrado desde principios de año a falta de resolver unos flecos económicos y contractuales con el Sao Paulo, que todavía conservaba un porcentaje de los derechos del jugador.

Además de la posición de defensa central, Militao puede ejercer también como lateral derecho, donde ha disputado varios encuentros con el Oporto. Espigado (186 centímetros), rápido, físico, contundente y dominante en el juego aéreo, sus condiciones le llevaron a la titularidad en el equipo que dirige Sergio Conceiçao prácticamente desde su llegada al fútbol europeo. Su impacto en Portugal fue inmediato: fue elegido mejor defensa del campeonato en septiembre, octubre, noviembre, diciembre y enero. Hasta la fecha acumula tres goles, dos en la liga portuguesa y otro en la Copa de Europa.

Su desempeño no pasó desapercibido para Tite. El seleccionador le citó para la absoluta de Brasil en septiembre del año pasado y Militao completó su debú ante El Salvador, ejerciendo precisamente de lateral derecho en el que hasta el momento es su único encuentro con La Canarinhal. Tite también le ha convocado para los compromisos de las próximas semanas, en los que se medirán a Panamá y la República Checa.

 "Es un jugador muy joven, polivalente, con muchas ganas de hacerlo bien; tiene mucho margen de mejora, es un jugador con mucho futuro", dijo Iker Casillas, guardameta del Oporto, sobre Militao. "Es muy bueno, tiene mucha calidad y un gran futuro por delante", se sumó Pepe, compañero del nuevo refuerzo del Madrid. El joven central seguirá ahora el mismo camino que realizó el internacional portugués hace 12 años, cuando el Madrid le pagó al Oporto 30 millones para convertirle a sus 24 años en el defensa más caro de su historia cuando apenas había tenido recorrido en el fútbol europeo.

Salvo salidas inesperadas, Militao llegará al Madrid con la etiqueta de tercer central, por detrás de Sergio Ramos y Rapahel Varane. Su contratación supone la salida de Jesús Vallejo, que se marchará del club en forma de cesión o en una venta con opción de reecompra tras dos años prácticamente inédito y repletos de lesiones musculares. Nacho también quedará en una posición comprometida. Primer reemplazo de Varane y Ramos desde la salida de Pepe en el verano de 2017, la llegada del brasileño le relegaría al puesto de cuarto zaguero de la plantilla, algo que dificilmente aceptará a sus 29 años.

Con la reestructuración deportiva que se espera en Chamartín a las puertas de producirse, el Madrid ya le ha dado a Zidane su primer refuerzo, Militao, un joven central de futuro que solo garantiza unas notables condiciones para asentarse en la élite.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente El País - España