El deporte en los colegios

Fútbol
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Creo que el deporte no es un contenido educativo en sí mismo, pero, dependiendo del tratamiento que le otorguen los equipos docentes, sí que puede tener un alto valor pedagógico al que no se debería renunciar. Aun teniendo un importante componente competitivo, los deportes colectivos se basan en dos premisas: la cooperación con el compañero y la oposición hacia el rival. Desterrar la pelota no solo supone desterrar uno de los mayores elementos motivacionales para un gran porcentaje del alumnado que el sistema educativo debería aprovechar; supone eliminar sus funciones de desarrollo motriz, lúdicas, recreativas, saludables y regeneradoras, así como eliminar una de las principales vías a la iniciación deportiva para una sociedad cada vez más sedentaria. Por tanto, como profesor, creo que se debería aprovechar el gran potencial de los deportes de balón antes que prohibirlos.

Manuel Lapeña Rodríguez. Paiporta (Valencia)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente (Fotos y Texto) El País - España