La locomotora del fútbol femenino en Europa

Fuente: El País - España

Deportes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Puede que la persona que mejor conozca en toda España al Olympique de Lyon femenino sea una jugadora del Barcelona. Antes de dejar sus maletas en Cataluña el verano pasado, Kheira Hamraoui fue futbolista de este club durante dos temporadas. Entre los años 2016 y 2018, ganó dos Champions, dos Ligas y una Copa de Francia vistiendo la camiseta del equipo galo. Conoció el éxtasis del éxito en Europa y experimentó a la vez la amargura de ser arrinconada en su propio equipo. Mediocampista de talento, alta y rápida, Hamraoui, de 29 años, pasó de ser un flamante fichaje procedente del Paris-Saint-Germain, el gran rival del Lyon en Francia, a ser una jugadora más en el pletórico plantel del OL, lleno de futbolistas estrellas empezando por Ada Hegerberg, la primera mujer en conseguir el Balón de Oro.

Hamraoui es a la vez producto y síntoma del modelo competitivo del Lyon, que retará al Barça el sábado en Budapest (18.00, GOL), en la primera final de Liga de Campeones de la historia azulgrana. La carismática futbolista francesa, reconocible por su altura (1,78m) y su abundante pelo rubio rizado, acumuló en las orillas del Ródano los títulos, pero no encontró sitio en el cuadro de Reynald Pedros, el técnico del conjunto galo, exdelantero del Lyon a finales de los 90. Después de reflexionar sobre su futuro con su entorno, puso rumbo a Barcelona con la intención de recuperar protagonismo en vísperas del Mundial femenino, el gran objetivo de su carrera internacional, que se disputará a partir del 7 de junio en Francia, su casa.

Su plan casi funcionó a la perfección. Anotó el gol de la victoria (0-1) en la ida de la semifinal de Champions en el campo del Bayern Múnich, el 21 de abril pasado. Pero se quedó sin final al ser expulsada en el partido de vuelta por doble amarilla una semana después en el Mini Estadi. Tampoco jugará el Mundial en casa al no entrar en la convocatoria de Corinne Diacre, la seleccionadora francesa. “Quizás no pueda estar en el campo, pero estaré al 100% apoyando al equipo en esta final”, escribió Hamraoui el jueves pasado en sus redes sociales, evidenciando su disgusto. De desafiar a su exequipo, la medio volante hubiera tenido la oportunidad de tomarse una pequeña venganza personal y ajustar cuentas. “Estos dos años de altibajos me ayudaron a crecer, me han forjado una moral de acero que me ha hecho más fuerte”, esgrimió en su carta de despedida el verano pasado.

El sábado buscará su cuarta ‘Orejona’ seguida, la sexta desde 2011

Así es el Olympique de Lyon femenino. Desde su recompra en 2004 por Jean-Michel Aulas, el actual presidente del club masculino, el conjunto francés se ha convertido en una máquina de ganar, rompiendo récords de hegemonía doméstica y europea año tras año, evitando caer al mismo tiempo en el sentimentalismo con sus jugadoras y su cuerpo técnico, siguiendo el modelo liberal masculino. Contra el Barça buscará su cuarta Champions seguida, la sexta desde 2011. La semana pasada conquistó su octava Copa de Francia desde 2008. Días antes, mantuvo su invencibilidad en la Liga francesa al coronarse por decimotercera vez desde 2007. De levantar la Orejona el sábado, ese título podría suponer el 28º trofeo para el presidente Aulas en 15 años. Una paradoja para un club que ha dejado de reinar en el escenario masculino desde la irrupción de los cataríes en el PSG, con una última Supercopa de Francia conquistada en 2012.

Su estella, la Balón de Oro Hegerberg, anotó 53 goles la temporada pasada

Fue precisamente en el momento más álgido del dominio de los chicos del OL en Francia, en 2004, cuando Aulas decidió invertir en el fútbol femenino, adueñándose de la licencia federativa de un club amateur, el FC Lyon. Desde entonces, sacó la chequera para atraer a las mejores futbolistas del mundo, como la portera estadounidense Hope Solo en 2005 o más recientemente la delantera noruega Hegerberg, autora de 53 goles la temporada pasada y cuyo salario mensual bruto oscila entre los 40.000 y los 50.000 euros. También se las abrió las puertas de las instalaciones deportivas de los chicos, en Tola-Vologe, ofreciéndolas todo el apoyo técnico y médico de una estructura profesional que cuenta con sus propios preparadores físicos, fisioterapeutas, analistas de vídeo... Hoy, según Aulas, el presupuesto del Lyon femenino asciende a ocho millones de euros (por 3,5 el Barça).

Aunque permanezca muy lejos de los inmensos recursos económicos de la sección masculina, con 280 millones, esta dotación sigue creciendo en paralelo al auge del interés por el futbol femenino en Francia. Unos 26.000 espectadores presenciaron el choque contra el PSG el mes pasado en el estadio Groupama, nuevo récord de asistencia. “Los cuatro semifinalistas de la Champions esta temporada fueron todos grandes clubes europeos. Esta final certifica también la voluntad del Barça de llegar al más alto nivel”, dijo ayer Aulas. Un ejemplo de éxito para el Barça, que tendrá una oportunidad de oro el sábado para superar a su modelo. Con Hamraoui animando en las gradas como su mejor hincha.

Más de la mitad de los billetes ya vendidos para el Mundial galo

A falta de tres semanas para que se inaugure, el 7 de junio, el Mundial femenino en el Parque de los Príncipes de París, unos 770.000 billetes ya han sido comprados, según cifras oficiales. Es más de la mitad de los 1,3 millones de entradas puestas a la venta para los 52 partidos del torneo planetario. Una buena noticia para la FIFA y la organización local que, además, podrá contar con el efecto llamada propiciado por la cadena pública TF1, la cual retransmitirá en directo 25 de los 52 encuentros de la competición. Desde el verano pasado, la cadena privada Canal+ retransmite todos los partidos de la liga femenina francesa a cambio de desembolsar 1,2 millones de euros al año. En España, el grupo audiovisual MediaPro compró los derechos de la Liga Iberdrola por 3 millones.

El torneo se disputará en nueve sedes: Montpellier, Niza, Lyon, Grenoble, Reims, Valenciennes, Rennes, Le Havre y París. Con aforos de mayor a menor de 58.000 espectadores (Lyon) y 21.628 (Reims).

La selección española, en su segunda participación, se estrenará en el Mundial el 8 de junio contra el combinado de Sudáfrica, en Rennes (18.00). A la misma hora jugará el día 12 contra Alemania en Valenciennes. Y cerrará la fase de grupos el 17, contra China en Le Havre (18.00). Alemania, junto a Francia y Estados Unidos, parte como favorita.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente (Fotos y Texto) El País - España