El crédito de España en esta Copa Davis, la última que se disputa bajo el actual formato antes del revolucionario proyecto que se activará en 2019, se agotó este sábado en Lille, donde Francia fue ostensiblemente superior al equipo español. Arrinconado este después de ceder los dos individuales del primer día, solo quedaba la heroica, ganar, ganar y ganar para darle la vuelta a la historia, pero toda opción se esfumó con la derrota en el compromiso de dobles. Feliciano López y Marcel Granollers perdieron contra Nicolas Mahut y Julien Benneteau (6-0, 6-4 y 7-6, en 2h 03m) y por lo tanto será Francia la finalista, aún por decidir si frente a

Todo empezó bien en Lille, hasta que a Benoit Paire le vino la inspiración, se atusó su barba hípster y derritió a Pablo Carreño con una secuencia de nueve juegos consecutivos que cimentó la victoria de Francia en el primer episodio de las semifinales: 7-5, 6-1 y 6-0, en 1h 54m. A España le toca, pues, remar a contracorriente en este sábado que comenzó con buen color y se fue destiñendo como el cielo grisáceo de Lille. Al enfant terrible del tenis francés le costó entrar en calor, pero a la que lo hizo volteó al asturiano y concedió el primer punto para el equipo de Yannick Noah, luego solo cabe remontar.

La organización del US Open ha decidido multar a la tenista estadounidense, Serena Williams, por su bronca con el árbitro de la final del torneo, Carlos Ramos, con 17.000 dólares por tres violaciones del código de conducta. El portugués, que la había sancionado por comunicarse con su banquillo, tuvo un encontronazo con la campeona americana. "¡Eres un ladrón, un mentiroso! ¡Me debes una disculpa!", gritó Williams, disconforme con la decisión de Ramos y totalmente fuera de sus casillas. La oficina de open estadounidense impone una sanción de 10.000 dólares por "abuso verbal" contra el portugués, otros 4.000 por haber hablado con su

Kate Middleton y Meghan Markle han hecho este sábado su primera aparición las dos juntas en solitario, es decir, sin compañía de ningún miembro de la familia real británica, para acudir a Wimbledon, uno de los campeonatos deportivos más importantes del mundo. Las duquesas de Cambridge y de Sussex han asistido desde la tribuna de honor a la semifinal en la que Rafa Nadal ha caído ante Novak Djokovic. Durante el partido, han compartido miradas cómplices y confidencias. Posteriormente, han asistido a la final femenina de este torneo de tenis, en la que la alemana Angelique Kerber ha vencido a la estadounidense Serena Williams. 

Cerca de cumplir un año en la capitanía, Sergi Bruguera (Barcelona, 47 años) se sienta con EL PAÍS en la grada del majestuoso Estadio Pierre-Mauroy de Lille para evaluar su experiencia al frente del equipo español de la Copa Davis. Dice estar disfrutando la vivencia en el banquillo, aprueba el formato venidero propuesto por el futbolista Gerard Piqué y lamenta la ausencia de Rafael Nadal para la eliminatoria contra Francia, aunque advierte de que este no será eterno: “Rafa solo hay uno y el que no lo acepte lo pasará mal el día de mañana”.

Ensombrecida y relegada de horario por la semifinal masculina, la resolución del cuadro femenino derivó en un chasco que no debe menoscabar el triunfo de Angelique Kerber, tres grandes ya la alemana, el primero en Wimbledon y solo a falta de Roland Garros para cerrar un currículo fabuloso. Honores y reconocimiento para ella, justa vencedora por doble 6-3, en un choque resuelto en 65 minutos; sin embargo, la mayoría del público de La Catedral, del tenis en general, confiaba en un desenlace distinto. La gran historia se venía escribiendo en este torneo y que al final quedó en papel mojado. Serena Williams cayó y por lo tanto se quedó a las

Asistente a un espectáculo mayúsculo, La Catedral de Wimbledon terminó en pie, alzando los brazos al compás de Novak Djokovic, el hombre que durante los dos últimos años se perdió deportivamente en un lugar extraño, un desierto, quién sabe dónde, solo él tiene la respuesta. En cualquier caso, Nole está de vuelta, renacido, rehecho y con apetito de volver a hacer cosas grandes. En la reanudación de su pulso de semifinales con Rafael Nadal, el serbio resistió a un thriller psicológico (6-4, 3-6, 7-6, 3-6 y 10-8, en 5h 17m) y confirmó lo que se venía sospechando: Djokovic, a sus 31 años, no ha terminado de escribir su leyenda, la de un

Más artículos...