Patólogo afirma que la princesa Diana murió por una herida "pequeña" pero "en el peor sitio"

Fuente: Actualidad RT

Noticias de Hoy
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La princesa Diana podría haber sobrevivido al accidente de tráfico en el Puente del Alma de París la noche del 31 de agosto de 1997, opina el prominente patólogo forense británico Richard Sheperd, quien en el 2004 revisó la muerte de Diana de Gales y de los otros ocupantes del auto accidentado por petición del entonces jefe de la Policía de Londres. Ahora el doctor presenta sus conclusiones al público a través de su libro 'Unnatural Causes' ('Causas no naturales'), que saldrá a la venta el 18 de abril y cuyo extracto ha publicado el Daily Mail.

El único que sobrevivió al siniestro fue Trevor Rees-Jones, guardaespaldas de la entonces pareja de Diana, el multimillonario Dodi Al Fayed, quien iba sentado en el asiento del copiloto con el cinturón de seguridad puesto, por lo que su cuerpo se movió menos.

La evacución del coche accidentado de la princesa Diana desde la túnel del Puente del Alma de París, Francia, el 31 de agosto de 1997 / Pierre Boussel / AFP

El chófer de Diana, Henri Paul, así como la propia princesa y su pareja no iba asegurados con el cinturón. Tras el impacto, la llamada 'Princesa del Pueblo' se movió hacia delante, pero por pesar menos sufrió menores heridas que Al Fayed y el chófer (quienes murieron en el acto), además estaba sentada detrás del guardaespaldas asegurado con el cinturón.

"Rara herida en el peor sitio"

Según Sheperd, Diana "solo se rompió unos huesos y sufrió una herida pequeña en el pecho". Pero fue esta diminuta herida —un pequeño rasguño en una vena de uno de sus pulmones— la que acabó con la vida de la princesa. Esa vena estaba sangrando poco a poco, escondida en el centro del pecho.

Cuando llegó la ambulancia, Diana podía comunicarse y parecía estable, por lo que los médicos se centraron en el guardaespaldas. La "rara" herida era "muy pequeña, pero estaba en el peor sitio", detalla el médico. Ya en la ambulancia Diana de Gales comenzó a perder progresivamente la consciencia. En el hospital sufrió una parada cardíaca, y los médicos, tras varios intentos de reanimarla la pasaron a cirugía, tras lo cual determinaron la causa y se esforzaron en reparar la vena. "Pero desgraciadamente era demasiado tarde", dice el patólogo.

El doctor Sheperd opina la muerte de la princesa Diana podría haberse evitado "si solo hubiera impactado contra el asiento delantero en un ángulo ligeramente diferente", "si solo hubieran ido […] más despacio", "si la hubieran puesto directamente en la ambulancia".

No obstante, el doctor destaca que el mayor rol en evitar la fatídica muerte "dependía de la propia Diana: si simplemente se hubiera puesto el cinturón de seguridad...". En ese caso, "probablemente habría aparecido unos dos días después en público con un ojo morado, tal vez respirando con dificultades por las costillas fracturadas y con un brazo roto en un cabestrillo", supone el patólogo quien tras su investigación calificó la muerte de la princesa de "un trágico accidente".

Fuente (Fotos y Texto) RT