España iguala su campeonato mientras en el resto de Europa se incrementan las desigualdades

Deportes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Cuatro triunfos en las cuatro últimas jornadas han consolidado el liderato del Barcelona en LaLiga. Aún así manda con apenas 37 puntos. Desde 2006 no sucedía nada igual a la altura de la jornada 17. Entonces el primero era el Sevilla y la competición la ganó el Real Madrid, que tenía 32 puntos, tras sumar 76. Hace un año el Barcelona también era primero, pero con ocho puntos más que ahora. La liga española se iguala y marca una tendencia que difiere del resto de los grandes campeonatos europeos, donde los líderes mandan con brazo de hierro.

Porcentaje de puntos de los líderes

      

2009-13 2014-18 2018-19
España 84,6% 80,9% 72,5%
Inglaterra 76,1% 78,4% 88,8%
Alemania 75,7% 82,9% 82,3%
Italia 73,5% 81,8% 96,0%
Francia 70,0% 80,0% 92,1%
Rusia 71,1% 72,2% 66,6%
Portugal 85,1% 83,7% 85,3%

Entre 2009 y 2013 España tocó techo en lo referente a la puntuación de sus campeones, pero también en desigualdad. Aquellos torneos se ganaron con 87, 99, 96, 100 y 100 puntos. Justo la centena es la puntuación a la que llegaría ahora el Barcelona si ganase las 21 jornadas que restan por disputar. No parece probable. En aquel lustro era preciso sumar una media de casi el 85% de los puntos para asegurarse el campeonato. Entre 2014 y 2018 esa demanda bajó hasta menos del 81%. En la actualidad basta con el 72% para estar sobre todos los demás.

No es una tendencia común a las principales ligas europeas, que recorren el camino contrario a la española. En Alemania las últimos grandes campañas del Bayern subieron el ratio del campeón entre los dos últimos lustros desde el 75% a casi el 83%. Ahora es el Borussia Dortmund el que encabeza la Bundesliga con un punto más que los bávaros en la pasada temporada. Tras perder hace una semana el único partido en lo que va de campeonato, el club de la cuenca del Ruhr supera al Bayern en seis puntos y deja al Borussia Mönchengladbach a nueve.

Todavía es más exagerado el mandato de la Juventus en Italia, de camino hacia su octavo scudetto consecutivo sin que nadie le tosa. En la Serie A al inicio de esta década el campeón se dejaba por el camino más del 25% de los puntos por los que litigaba. Ahora, en 17 jornadas, el equipo de Cristiano Ronaldo suma 16 triunfos y un empate, consecuencia de un tropiezo en casa contra el Genoa. Ha sumado el 96% de los puntos. Tampoco le va mal al Nápoles, que con el 80% está a ocho puntos del líder y ocho por encima del tercer clasificado, el Inter. Las distancias en Italia son tales que, sin llegar al ecuador del campeonato, la Fiorentina está en puesto europeo con casi la mitad de puntos que la Juventus (25 y 49, respectivamente).

En Francia el dictado del París Saint-Germain sobre sus perseguidores todavía es mayor. Entre 2009 y 2013 la máxima categoría gala tuvo un campeón diferente cada año (Girondins, Marsella, Lille, Montepellier y PSG) y entre las veinte ligas europeas con mayor coeficiente Uefa apenas la polaca, la sueca y la austriaca exigían menos porcentaje de puntos al ganador. Pero fue justo en la campaña 2012-13 cuando el capital catarí pasó a controlar en su totalidad el club parisino. Y del 70% de puntos precisos para ganar durante el penúltimo lustro se pasó al 81,5% de la pasada campaña. El parón navideño le ha llegado al PSG todavía con mejores números, 47 puntos de 51 posibles, apenas dos empates y 15 victorias y una ventaja de catorce puntos y dos partidos menos sobre el segundo clasificado, el Lille. Todo apunta a que serán campeones antes de que llegue la primavera.

En España la clase media explica la reducción en las desigualdades porque el reparto de los ingresos por televisión se tornó más equitativo. Pero lo que ocurre en la Premier, donde las diferencias por ese concepto son menores, sugiere que existen más condicionantes. La temporada pasada el Manchester City batió récords al llegar a los cien puntos con la mayor distancia (19) sobre el segundo clasificado. Tras jugar 18 partidos tenía 52. En el ejercicio actual lidera el Liverpool y está a cuatro puntos de esa cota. En su pulso con el equipo de Guardiola todo apunta a que será necesario sumar el 80% de los puntos para alzar el título cuando por ejemplo a finales de los noventa bastaba con estar por debajo del 70%.

El tibio inicio de campaña de los grandes en España propicia que la exigencia para ser primero y las distancias en la cabeza sean menores. El Barcelona no ha logrado el triunfo en seis de sus 17 partidos; el Atlético tiene a tiro a los culés a pesar de haber ganado en apenas dos de sus ocho desplazamientos y tras cantar cinco de sus nueve victorias por la mínima. El Betis, sexto, está a los mismos puntos (11) de la cabeza que el Chelsea o el Arsenal en la Premier. Apenas entre las mejores ligas de continente, la rusa está más igualada, con los cinco primeros clasificados separados por apenas seis puntos.

Fuente El País - España