Heurtel y Hanga disparan al Barça

Deportes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Euroliga Fase Regular

Finalizado

El Barça se soltó en Milán donde, más allá de ganar, desplegó un muestrario de lo mucho que puede dar de sí. Tuvo que resolver un auténtico jeroglífico. Lo hizo con mucha aplicación, disciplina y, por fin, con los momentos de inspiración de un par de jugadores, el húngaro Hanga, con 15 puntos, cinco rebotes y tres robos de balón, y el francés Heurtel, con 21 puntos y seis asistencias.

Los ramalazos de ambos le dieron al Barcelona el reprís necesario para dar los estirones que en definitiva le permitieron salir triunfante de la cancha milanesa. Los dos o tres cambios de ritmo de Hanga y Heurtel dejaron al Armani Milán con la lengua fuera y le dieron al Barcelona un triunfo que le refuerza en la sexta plaza y le permite mirar por fin a objetivos más ambiciosos como el de meterse entre los cuatro primeros para tener de su lado el factor cancha en los playoffs.

ARMANI MILAN, 85; BARCELONA, 90

Armani Milan: Mike James (20), Cinciarini (2), Micov (20), Jeff Brooks (11), Gudaitis (16) —equipo inicial—; Della Valle (3), Diaris Bertans (0), Kuzminskas (8), Jerrells (5) y Omic (0).

Barcelona Lassa: Pangos (6), Pau Ribas (11), Hanga (15), Singleton (3), Tomic (8) —equipo inicial-; Kevin Séraphin (16), Blazic (0), Heurtel (21), Oriola (2), Kuric (5) y Claver (3).

Parciales: 16-17, 21-19, 20-29 y 28-25.

Árbitros: Boltauzer (Eslovenia), Jovcic (Serbia) y Bissang (Francia). Eliminaron por cinco faltas personales a Tomic.

Mediolanum Forum de Milán. 8.912 espectadores. 17ª jornada de la Euroliga.

A este Barcelona de Pesic le cuesta romper a jugar en plan super equipo. Lo consigue por momentos. Llegó a hacerse con un botín suficiente, 68-80 a falta de tres minutos, como para salir a hombros del Mediolanum. Los italianos apretaron las tuercas hasta el final, pero el Barcelona administró bien. Antes tuvo que resolver muchas dudas. Que si hay que ir a por Mike James, o hay que atar a Gudaitis, que si vale con los triples o no vale con tan pocos tiros libres, solo uno al descanso. Lo más difícil del sudoku se lo planteó el base de Portland, el mismo que brilló en el Baskonia y también en su breve etapa en la NBA con los Suns.

Mike James hizo mucho daño con sus 20 puntos, siete rebotes y ocho asistencias. En la peliaguda tarea de frenarle se aplicaron, por relevos, primero Pangos, luego Blazic, algún momento Pau Ribas y también Hanga. Mientras, de forma gradual, el Barcelona fue haciendo valer sus bazas ofensivas. La buena mano y el poderío físico de Séraphin cerca de los aros, la calidad de Tomic en esa misma zona, los ramalazos ofensivos de Heurtel y los triples de Pau Ribas. El partido transcurrió en el alambre, hasta que Heurtel y Pau Ribas se combinaron en el inicio del tercer cuarto y Hanga acabó de culminar su formidable actuación.

 

Fuente El País - España