Me acuerdo de las minifaldas de ‘Star Trek’

Entretenimiento
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Me acuerdo de que Chicho me toca, me toca cada vez más; mamma, Chicho me toca, me toca, me toca, defiéndeme tú. Me acuerdo de qué será lo que tiene el negro. Me acuerdo de mi amiga I., a la que despidieron estando embarazada (o por estar embarazada, causa y condición son lo mismo aquí). Me acuerdo de que siempre que vuelves a casa me pillas en la cocina, embadurnada de harina, con las manos en la masa. Me acuerdo de un tío mío gritándole a mi tía, delante de toda la familia, por qué cojones no estaban ya planchadas sus putas camisas. Me acuerdo de que siempre me traen la cuenta a mí, aunque la pide mi pareja. Me acuerdo de que, en el primer capítulo de Star Trek, una oficial en minifalda llevaba unos papeles al capitán Pike, que se quedó un instante paralizado y se disculpó diciendo: “Nunca me acostumbraré a ver mujeres en la Flota Estelar”. Me acuerdo de la primera vez que mi hijo vino del cole protestando porque se habían reído de él porque el juguete que le gustaba era de chicas. Me acuerdo de Ana Orantes. Me acuerdo de las escritoras jóvenes que sacaron un libro, tuvieron hijos y ya no volvieron a escribir. Me acuerdo de que Pablo Iglesias ha vuelto de la baja paternal como Moisés bajó de la montaña. Me acuerdo de que el mundo de Star Wars se encamina a la extinción porque solo hay un personaje femenino por cada 20 masculinos. Me acuerdo de que lo que necesitas es amor. Me acuerdo de que yo no tuve un permiso de paternidad digno de tal nombre. Me acuerdo de que los hombres son de Marte y las mujeres, de Venus. Me acuerdo de que, cuando dejé un empleo por cuenta ajena no mal pagado para quedarme en casa y cuidar de mi hijo mientras su madre siguió trabajando, me llamaron mantenido y vago. Me acuerdo de la teta de Sabrina. Me acuerdo de demasiadas cosas que no merecen recuerdos.

Fuente El País - España