Globos y denuncias

Gente
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se ha dicho por activa y por pasiva que Bohemian Rhapsody no era merecedora del Globo de Oro a la mejor película dramática, aunque finalmente lo haya, pero también se ha escrito que ocurrió algo similar con Memorias de Africa en 1986, ”dramáticamente aburrida”, según The New York Times, y que luego se alzó con siete oscars, incluyendo el de mejor película. No parece probable que vuelva a ocurrir en la próxima ceremonia de los Oscars algo parecido con este homenaje a la figura de Freddie Mercury que propone la película, aunque sí con el intérprete que lo encarna, Rami Malek, que hace un trabajo brillante por el que merecidamente se ha llevado el Globo a mejor actor.

Lo que más ha llamado la atención respecto a Bohemian Rhapsody ha sido cómo se ha ignorado al director de la película, Bryan Singer, director al menos de la mayor parte del filme, hasta que fue despedido por la productora, al parecer a causa de las acusaciones de un aspirante a actor que denunció haber sido violado repetidas veces a sus 18 años tanto por Singer como por otros potentados de Hollywood. Ni Rami Malek como el actor ganador ni ningún otro de los que subieron al estrado a recoger el premio a mejor película se acordaron de citar al director. Quizás a causa de los nervios del momento o quizás también por no enfrentarse a quienes consideran ya culpable a Singer dentro de la actual caza de brujas que Woody Allen preconizó cuando él mismo fue denunciado por delitos similares. Y tras Harvey Weinstein y Kevin Spacey aún está por ver qué ocurre con las acusaciones que ha habido contra Dustin Hoffman, James Franco o Steven Seagal, entre otros varios. Esta “limpieza” de Hollywood ha incluido al previsto presentador de la ceremonia de los Oscar, Kevin Hart, que ha sido rechazado por ciertos chistes homófobos que realizó en el pasado. En consecuencia aún no hay nombrado sustituto o sustituta, no se sabe nada al respecto y es que en la Academia de Hollywood están sopesando la posibilidad de que no haya presentador de ningún tipo para no meterse en líos, no vaya a ser que alguien lo denuncie por si acaso. Parece de risa.

Fuente El País - España