Gris, el gran éxito del videojuego español, nominado a tres Bafta

Gente
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El videojuego español sigue apurando su momento dulce que ha convertido a 2018 en uno de los mejores años para el arte interactivo en España. Tras las nominaciones de Do Not Feed the Monkeys en los IGF Awards (el Sundance del videojuego), Gris, el gran éxito español de crítica y público del año pasado, ha cosechado tres nominaciones para los Bafta: Logro Artístico, Mejor Música y Mejor Debut. 

Es un nuevo reconocimiento a una segunda generación de oro que se ha venido fraguando en España en un contexto industrial muy precario. Pero 2018 ejemplificó una puerta abierta a la esperanza con una insólita acumulación de buenas noticias: el primer Game Award (el Oscar del videojuego) para un estudio español (Metroid Samus Returns de Mercury Steam), el apoyo incondicional e inédito del ministerio de Cultura y el gran éxito de crítica y público de Gris. El videojuego, obra del estudio barcelonés Nomada Studio, ha vendido ya más de 300.000 copias.

Con un arte que mezcla la animación tradicional y técnicas digitales para parecer una acuarela en movimiento, Gris ha sido portada en medio mundo en las primeras cabeceras mundiales: Time, The Washington Post, Wired o The Guardian y fue incluido en muchas clasificaciones de lo mejor del año. En 1UP, la reseña fue extraordinariamente positiva y el juego fue elegido por un nutrido grupo de creadores y críticos convocados por el país como uno de los mejores de 2018.

Además, no es el primer premio de enjundia que se lleva el equipo capitaneado por el artista Conrad Roset. Gris ganó también el premio Annie, los más prestigiosos del mundillo de la animación, que otorga Hollywood anualmente. Gris venció a superproducciones como God of War, Tomb Raider o Spider-Man en la categoría de Mejor Animación de un Personaje de Videojuego

La obra aborda el tema de la depresión a un nivel simbólico, con una protagonista que arranca el juego muda y recorre paisajes en ruinas en los que se representan las cinco etapas del duelo del modelo Kübler-Ross a través de esculturas femeninas. La protagonista es perseguida por su propia oscuridad que adquiere el aspecto de amenazantes animales. 

La ceremonia de los Bafta del videojuego se celebrará el próximo 4 de abril. Antes, el 20 de marzo (a partir de las 3.30 de la madrugada española del 21 de marzo), conoceremos si otro de los títulos más destacados del videojuego español de 2019, Do Not Feed the Monkeys, da la campanada en los IGF Awards. Esta obra, creada por el equipo de Fictiorama Studios y Badland Games, está nominada al premio principal de Mejor Juego del año.

Fuente El País - España