Un terremoto de magnitud 4,2 sacude el Pirineo de Lleida

Fuente: El País - España

España
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Un terremoto de 4,5 grados en la escala Richter sacudió ayer las cuatro provincias catalanas. El temblor fue registrado a las 17.29, con epicentro en la localidad leridana de Les Valls d’Aguilar, en la comarca de Alt Urgell, y no dejó daños. El seísmo fue clasificado por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) como un temblor “ampliamente observado” de grado máximo IV en la escala de intensidad macrosísmica. Dos horas después del movimiento, el IGN registraba en torno a 50 localidades que habían sentido el temblor incluidas las provincias de Zaragoza y Huesca.

En la localidad leridana de Noves de Segre, a escasos 20 kilómetros del epicentro, Dolors Vidal de 48 años percibió el seísmo cuando se encontraba en su comercio Casa Bernardí. “Estaba sentada en la tienda y he notado que todo se movía, y poco después varias vecinas me han llamado para comentarme que también lo habían notado. En un primer momento pensé que se había caído algo y me asusté, pero pasó enseguida. Es el terremoto más fuerte que recuerdo en mi vida”, señala Vidal.

En la mayoría de localidades en las que el seísmo fue percibido fue clasificado de grado II y III por el IGN, por no ocasionar ningún daño y por apenas ser percibido. Aunque en la zona del epicentro ascendió hasta el nivel IV —“ampliamente observado”— al ser percibido por gran parte de la población.

Con esta intensidad el temblor se suele notar dentro de edificios, pero apenas en el exterior. En la escala macrosísmica que llega hasta el XII —“completamente devastador”—, el nivel IV representa un episodio débil en el que la vibración es moderada y provoca leves temblores en edificios o en partes del mobiliario. Los objetos colgados oscilan y se pueden escuchar chasquidos en la madera, pero no deja ningún daño.

Estos registros, según explicó Emilio Carreño, director de la Red Sísmica Nacional, se catalogan una vez que al menos cuatro vecinos de la misma localidad notifican a través de una encuesta el temblor, coincidiendo en la descripción. Carreño también explicó que durante las primeras horas después del temblor se habían registrado unas 25 réplicas, la primera de ellas de 2,7 grados en la escala Richter.

El director de la red sísmica también aclaró que actualmente se registran muchos más terremotos debido al incremento del número de instrumentos de medición. Y aclaró que actualmente nos encontramos en un periodo de baja intensidad sísmica.

Según informó Protección Civil de la Generalitat, a las 21.00 no había constancia de ningún daño, pero el teléfono de emergencias 112 había recibido más de 40 llamadas informando del terremoto, la mitad de ellas procedente del área metropolitana de Barcelona. Tanto Delegación del Gobierno en Cataluña como la Red Sísmica Nacional aseguraron que se trata del terremoto más potente del siglo XXI producido en suelo catalán. A raíz del seísmo, Protección Civil activó el Plan de Emergencias Sísmicas de Cataluña, el Sismicat, en nivel de prealerta, lo que implica avisos e información sin movilización de recursos.

Fuente (Fotos y Texto) El País - España