Era inconfundible. Con su coleta siempre abrochada por un lazo negro, su americana entallada y, por qué no decirlo, con su vaso de vino sobre la mesa. Cuca Solana, que fallecía en Madrid este miércoles a los 78 años de edad, fue, durante 30 años, más que la directora de la semana de la moda de Madrid, la encarnación de esta institución.

Es probable que estés leyendo este artículo mientras aplazas una actividad importante del trabajo o tu vida personal. A eso se le llama procrastinar, un hábito que en la mayoría de los casos es considerado negativo, ya que posponer las cosas puede dar lugar a la frustración y la acumulación de tareas pendientes. Por lo tanto, para aquellos que han identificado problemas de eficiencia o incapacidad para poner en marcha ciertas actividades, es necesario encontrar soluciones a este mal hábito.

Domenico Dolce, la mitad del dúo Dolce & Gabbana, ha mamado la sastrería desde que nació. Sus padres eran costureros y observándolos en el taller aprendió a desenvolverse con pericia entre telas, patrones, agujas e hilos. En cambio, su otra mitad profesional, Stefano Gabbana, tuvo que aprender los entresijos del oficio sobre la marcha y no con poco esfuerzo, cuando ya había empezado a trabajar. Por eso ambos saben apreciar el valor incalculable de una buena formación de base.

Hubo un tiempo en que no existían los smartphones, las tablets ni los libros electrónicos. Las videoconsolas eran un privilegio, en las casas no había un triste portátil y la única pantalla que rompía de la casa era la del televisor. Para los estándares modernos, era una vida asceta que solo era perturbada, tarde o temprano, cuando una madre preocupada por el daño que la tecnología podía provocar en el bienestar de sus retoños formulaba una frase icónica: "¡No te acerques tanto a la tele niña, que te vas a quedar ciega!". Ahora la casa, la calle, el trabajo, el metro y la vida, en general, son multipantalla pero, en lo que respecta al

Más artículos...