Con la Iglesia hemos topado

Gente
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

No puede ser más oportuno el estreno en España de la película estadounidense Identidad borrada, justamente cuando se polemiza sobre ese intento de la Conferencia Episcopal española en Alcalá de Henares por sanar a homosexuales y convertirlos en “personas normales”, es decir en heterosexuales. La película trata un tema real, la historia de un fracaso ya que ni uno solo de los homosexuales “tratados” por la Iglesia cambió su orientación sexual. Al contrario, como mucho indujo al suicidio como ocurre en uno de los muchachos. Identidad borrada debía ser de obligada visión aunque no se trate ni mucho menos de una obra maestra pero los curas falsamente terapeutas tienen mucho que aprender.

Y otra película que viene también oportunamente a cuento es la última de François Ozon Gracias a Dios que denuncia los abusos sexuales a menores por parte del clero. Ozon es un director versátil que ha tratado en sus películas temas de muy distinto pelaje pero siempre con honestidad y valentía. Le ha tocado el turno a los curas que ahora quieren curar la homosexualidad ajena cuando deberían mirar hacia sus propias filas y depurarlas. De ello habla Gracias a Dios pero no será hasta la próxima semana que es cuando la película llegará a nuestras pantallas. Por una u otra razón los curas están de moda. No hay quien se los quite de encima. No hay quien se los quite de encima.

Fuente (Fotos y Texto) El País - España