Las mujeres retrasan la maternidad en cinco años por razones económicas y de conciliación

Fuente: El País - España

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La falta de medidas de conciliación y los motivos económicos llevan a las mujeres en España a ser madres cinco años más tarde de lo que desearían. La suma de estas dos razones supera el 30% de las alegadas, según la Encuesta de Fecundidad publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), seguida por la de no tener una relación sentimental estable. El 42% de las madres de entre 18 y 55 años consultadas admite que ha tenido su primer hijo más tarde de la edad que consideraba ideal.

Que las mujeres en España son madres a una edad cada vez más tardía salta a la vista en las consultas de ginecología de cualquier hospital, un hecho que los datos confirman: la edad media a la que se tiene el primer hijo está cerca de los 31 años, de las más altas de la Unión Europea. El retraso es mayor conforme aumenta el nivel educativo, según el INE. Así, mientras las madres que solo completaron la primera etapa de secundaria o un nivel inferior tienen 1,4 hijos de media antes de los 30 años, a esa edad, las universitarias solo tienen 0,4. Sin embargo, la diferencia en el número de hijos se atenúa al final de la etapa fértil: las encuestadas de entre 45 y 49 años con estudios superiores tienen en promedio 1,5 hijos, frente a los 1,63 de las que tienen solo la primera etapa de secundaria.

La encuesta, de la que se publicó un avance en noviembre pasado, pone de relieve la importancia que dan las madres trabajadoras a las medidas de conciliación y a un horario adecuado. Junto con las condiciones laborales y económicas son las que más pesan a la hora de decidir el momento de tener el primer hijo. Más del 36% de las mujeres entre 35 y 39 años alegaron estos motivos para retrasar la maternidad, al igual que para aquellas mayores de 45. Pero en todos los grupos de edad estos motivos superan el 32%. También es la principal causa alegada por las mujeres sin hijos de entre 30 y 34 años para no tenerlos (28,1%), y la segunda para las mujeres de entre 35 y 39 años (21,4%), ligeramente por detrás de las que no desean ser madres (22,8%). Entre las más jóvenes y las más mayores pesa sobre todo la edad (el 42,3% entre las menores de 30, el 45,7% para las mayores de 45).

Pero la conciliación no solo pesa a la hora de tomar decisiones. La encuesta muestra el cambio radical en cómo valoran las mujeres medidas como el teletrabajo, la flexibilidad horaria o un buen horario cuando se convierten en madres. Así, pasan de ser de los aspectos menos valorados por las mujeres sin hijos, muy por detrás de un buen salario, la estabilidad o la satisfacción personal que aporta, a ser los más valorados después del salario.

Fuente (Fotos y Texto) El País - España