El verano es una explosión natural de claridad; la eternidad, decían Eliseo Diego y su hijo, el también cubano Eliseo Alberto, empieza un lunes, y seguramente ese lunes cae en verano, pues en esta época del año es cuando parece que desaparecen, por un lapso muy medido de tiempo, las obligaciones que tenemos los seres humanos de ser puntuales. El lunes es el peor de los días, con el lunes regresa al calendario humano la imperiosa necesidad de quedar. Somos puntuales como los animales y como los relojes, llegamos a los sitios ajetreados como si haber quedado fuera una condena. Y lo es. Las apariencias del verano borran los lunes de nuestros

Martinus Nijhoff (1894-1953) fue un poeta holandés autor de unos evocadores versos sobre una mujer cantando salmos al timón de un barco. Una escena que le remite, con amor y reverencia, a su madre. El poema se titula De moeder, de vrouw (La madre, la mujer/o esposa, en neerlandés) y ha sido elegido como punto de partida para la Semana del Libro de 2019. La fundación que promociona la literatura nacional encarga para la cita una novela corta, de compra, y otro relato, de regalo en las tiendas. Una bonita tradición que ha saltado este año por los aires. Ambos libros serán escritos por sendos autores varones, para sorpresa y enfado de 300 de

Mientras uno es joven, lo que hoy viene a ser por debajo de los 50, se puede permitir cometer errores de cierto calibre, algunos disparates ridículos y sobre todo ser un perfecto idiota. Luego, ya no. La conspiración publicitaria que presenta nuestra vida como un cuento infantil quiere mantenernos en el error, el disparate y la idiotez hasta la muerte. Y es el horror de morirse lo que está empujando en el mundo los movimientos neofascistas. Enfrentarse a este fascismo sonriente es trabajoso y agotador. Sin embargo, es lo que nos ha tocado. Nada heroico, nada simple.

Más artículos...