El actor y cantante estadounidense Will Smith ya no quiere referirse a la relación que tiene con su pareja Jada Pinkett como "matrimonio". "Jada y yo hemos decidido no volver a decir que somos un matrimonio nunca más”, ha sentenciado durante una entrevista para el programa de podcasts Tidal, en el que le interrogaban sobre su secreto para llevar 20 años casado con su mujer. 

Cuando Jeffrey Tambor ganó su segundo Emmy por interpretar el papel de la transexual Maura Pfefferman en la serie Transparent lo dijo muy claro. "Dadles a los transexuales una oportunidad. Dadles audiciones. Devolvedles sus historias. Me quedaría contento si soy el último actor cisgénero que interpreta un papel transexual", suplicó el actor. Dos años más tarde nadie le ha hecho caso. El mejor ejemplo, el escándalo levantado por Scarlett Johansson al aceptar el papel de un transexual en la película Rub & Tug. El filme que dirige Rupert Sanders narra la historia de Dante Tex Gill, transexual que en la vida real dirigió una cadena de casas de

Juguemos al reverso de la historia. Década de 1960. La URSS inicia sus programas de ayuda humanitaria basados en la ideología marxista en varios países africanos que acaban de independizarse. Un contexto tapizado de gloria, banderas rojas y estrellas amarillas. Pero ahora vayamos al plano audiovisual. ¿Llegó esta imagen al continente africano? Parece que sí y así lo demuestra el documental Our Africa (2015), del director ruso Alexander Markov, un trabajo de arqueología histórica en el que vuelven a la vida las imágenes de los cineastas soviéticos que fueron contratados para documentar los lazos entre Rusia y África desde 1957 a 1992. Unos

Más artículos...