Fuente: El Pais - España

Tengo un nudo que me llega más allá de la garganta. Va hasta el mismo corazón. Ese nudo se colocó después de ver Jauría hace un par de semanas, en el Teatro Pavón Kamikaze, una obra sobre el caso de La Manada dirigida por Miguel del Arco. Este domingo fue su última función. Esa trabazón que duele porque rescata la empatía por un sufrimiento que se produce demasiadas veces todavía dura. Tantas veces como cada una de las violaciones o agresiones sexuales a las que somos sometidas las mujeres por una sola razón: la de vivir en un mundo donde algunos hombres nos creen suyas.

Fuente: El Pais - España

Nació en Baracaldo (Vizcaya) y estudió Derecho, pero desde hace años es uno de los nuestros. De esos que se pasean por nuestros hogares como si fueran el suyo aunque ni siquiera nos conozcan; de los que si nos lo encontráramos por la calle nos extrañaría que no nos saludara después de lo mucho que nos vemos. El matiz es que Carlos Sobera de verdad no sabe quiénes somos aunque lleve años colándose en nuestras vidas con su imagen sonriente y su arqueo de ceja desde la pantalla del televisor.

ELEVANTOR REPAIR SERVICE (ERS), una de las principales compañías neoyorquinas de teatro experimental, ha vuelto a traer a la ciudad su obra más ambiciosa, Gatz, de seis horas de duración. Y ha vuelto a llenar. La pieza se representó por última vez en Nueva York el 3 de febrero y luego salió de gira por Australia. ¿Su peculiaridad? Que en ella se lee El gran Gatsby de principio a fin, sin modificar ni prescindir de ninguna palabra de las que escribió Francis Scott Fitzgerald en 1925. La crítica se deshizo en elogios; The New York Times la calificó como “el logro teatral más significativo de la década”. Aunque han pasado 13 años desde su

Fuente: El Pais - España

Hay dos figuras femeninas absolutamente opuestas en la obra de Miguel Delibes. “Dos mujeres”, dijo, “de alguna manera representativas de la España de la segunda mitad del siglo XX”: Carmen Sotillo, la viuda de Cinco horas con Mario (burguesa, conservadora, agria), y Ana, de Señora de rojo sobre fondo gris (progresista, vivaz, alegre). La segunda está inspirada en Ángeles de Castro, esposa de Delibes. Él la llamaba “mi equilibrio”. Ella le animó a ser escritor, y “con su sola presencia aligeraba mi pesadumbre de vivir”. Nicolás, el narrador de Señora de rojo sobre fondo gris, es un pintor que desde la muerte de Ana en 1975 no ha vuelto a

Más artículos...