Manel Joseph: “Me considero un actor que ha hecho un papel de músico”

Fuente: El País - España

España
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La incombustible Orquestra Platería dejó los escenarios hace tres años tras cuatro décadas de actividad tan exitosa como continuada. La Platería ya es historia, pero Manel Joseph, su líder incontestable, no ha abandonado la carretera, más de medio siglo pisando escenarios que se ha concretado en un nuevo disco y una gira que arrancó en el no menos histórico Casinet d’Hostafrancs en el marco del festival internacional de cantautores BarnaSants.

A veces los números no suelen ser exactos, pero tanto da. Manel Joseph (Barcelona, 1948) publica ahora un nuevo trabajo revisando su ya larga trayectoria: 50 Estius (Discmedi), pero si uno se ciñe a la historia han pasado ya 52 años desde que Joseph comenzara con el grupo Dos+Un. “Cuando comencé a grabar el disco hacía exactamente cincuenta años, pero luego se ha ido retrasando”, explica a este diario un todavía muy energético Manel Joseph. “He hecho este nuevo disco simplemente porque me apetecía, por el placer de hacerlo y para no verme abocado a jugar a la petanca en la plaza con mis coetáneos; eso sería la derrota final”.

El disco, junto a temas nuevos, recrea alguno de los momentos más personales de su carrera, desde aquellos iniciales Dos+Un hasta la Platería, la Pataqueta, la Mirasol-Colores o sus colaboraciones con la Vella Dixieland. “No es nostalgia, pero cada vez que hago un disco creo que será el último. En este caso todo empezó con una canción que le he dedicado al Gato Pérez con el que compartí escenarios y, sobre todo, descubrimientos salseros; estábamos todo el día pasándonos discos. A partir de ahí, fue saliendo el resto. Y tenía más ideas pero al ser un disco autoproducido se acabó el dinero y tuve que parar. Soy muy antiguo, del siglo pasado y me da un poco de vergüenza eso del crowdfunding. No me gusta perseguir a los amigos para pedirles que me paguen mis (entre comillas) caprichos. El disco se ha de sufrir. Prefiero hacer el disco y que lo compren, ese es el crowdfunding que me gusta”.

Una broma que duró cuarenta años

La Platería nació en aquel Zeleste casi como una broma y duró cuarenta años. “Éramos jóvenes y queríamos rescatar la música de fiesta de la mediocridad del chumba-chumba, intentar darle un poco de intención musical. No me puedo quejar, fuimos conocidos y actuamos por toda España, pero llevar la fiesta hacia la música, eso no lo conseguimos. Ahora todo ha ido atrás. Está de moda criticar el reguetón pero no soporto la música unicorde, durante dos horas, no hay cambio, ni sensibilidad. Incluso la música disco tenía mucha más calidad que la que suena ahora. No creo que piense así porque soy una persona mayor, estoy muy interesado en las nuevas tendencias”.

Joseph comenzó su carrera antes de que el recordado Zeleste abriera sus puertas (lo hizo en 1973) pero fue en aquella emblemática sala de la calle Platería donde encontró el caldo de cultivo idóneo para todas sus ideas artísticas. “Zeleste era vida. Y no solo por el cubata de la noche, allí pasaban cosas a todas horas. Fue un espejismo porque hubo un vacío político. Mientras los políticos buscaban su lugar con la llegada de los partidos, todo iba bien. Después, cuando empezaron a hacer política y, sobre todo, cuando Pujol subió a la Generalitat, se acabó todo. Zeleste era extrajerizante, muchos hablaban en castellano, actuaban extranjeros, se hacía flamenco, jazz, salsa,... no era homologable y tuvieron que inventarse el rock catalán, con todos mis respetos por los grupos y los músicos”.

En su nuevo disco Joseph toca palos muy diversos que pueden acabar con el estereotipo de cantante de verbena. “Me considero más un actor que ha hecho un papel de músico y entretenedor y me gusta el calificativo de ballautor, alguien que escribe sus canciones y la gente las baila”. Sin duda, el domingo se bailará en el Casinet donde Manel Joseph con su nueva banda presentará las canciones de este disco y añadirá la inevitable Pedro Navaja. “Me ha pasado en muchas ocasiones que al acabar el concierto me la piden y si digo que no la llevamos preparada piensan que estoy haciendo el gilipollas, así que...”.

Fuente (Fotos y Texto) El País - España