Comisión para la Defensa del Esequibo celebró actuación de la FAN tras interceptar barco de Exxon Mobil

Venezuela
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

 

La Comisión para la Defensa del Esequibo y de la Fachada Atlántica de la Asamblea Nacional (CODEFAAN) celebró la actuación de la marina de guerra venezolana, instancia que interceptó a un buque de la empresa Exxon que exploró en aguas sujetas a reclamación internacional.

A través de un comunicado, la delegación parlamentaria también rechazó la conducta asumida por el Gobierno de Guyana que, tras el hecho, exigió respeto al régimen venezolano. Desde la Codefaan exhortaron a Guayana a regresar a los mecanismos diplomáticos y políticos contenidos en el Acuerdo de Ginebra como una vía de solución  entre dos países limítrofes.

A continuación el comunicado íntegro de la CODEFAAN.

“En febrero pasado nos dirigimos al Sr Comandante General de la Armada  Almirante Edglis Herrera Balza con el fin de presentarle una serie de recomendaciones que nos permita a los Venezolanos que creemos en la INTEGRIDAD TERRITORIAL DE VENEZUELA que ante la decisión de la Secretaria General de las NN.UU (por una parte ) de remitir nuestra disputa por el Esequibo ante la CIJ, estando en pleno conocimiento de que Venezuela no reconoce la Jurisdicción de la CIJ; y por otra parte, la decisión de Guyana de aprovecharse del envió del Sec. General de la ONU de nuestra reclamación a la CIJ, violentando el espíritu y propósito del Acuerdo de Ginebra; el cual,  es  buscar una solución práctica y satisfactoria al despojo que se nos hizo Inglaterra de 159.000 km  en el Esequibo.

Es conocido que Guyana ha hecho caso omiso al Acuerdo de Ginebra al otorgar concesiones madereras, mineras y ahora petroleras en un territorio en reclamación; razón por la cual, la Asamblea Nacional por vía de la CODEFAAN  ha venido advirtiendo sobre el despropósito el gobierno del general Granger a quien deseamos una pronta recuperación; y de la indiferencia del gobierno del Sr Maduro, ante la gravedad q significa la perdida  este territorio y de su responsabilidad histórica; si es así está perdida tendrá nombre y apellido.

En el caso del ejercicio de la Soberanía,  los espacios Acuáticos, son inherentes a la Seguridad y Defensa (LOSN Art 6) y por tanto un ejercicio de poder de la Armada, tal y como lo exige la  CRBV y sus leyes relativas a la Seguridad y Defensa.

En el caso de las responsabilidades internacionales, la empresa EXXON tienen que saber que contratar un buque de exploración sísmica para que opere en aguas sujetas a una reclamación internacional es una provocación y una operación de alto riesgo. Pero Guyana también es responsable de acuerdo al Derecho Internacional, por otorgar concesiones en áreas que se encuentran en reclamación.

La reciente intercepción de un buque contratado por la empresa es el ejercicio material de nuestra soberanía y por lo tanto debemos apoyar la decisión  tomada por la armada y esperamos el  gobierno la mantenga y no se retracte como lo hizo algunos años atrás con el TERAK PERDANA.

La FACHADA ATLÁNTICA, es un área estratégica vital para nuestra sobre vivencia por lo cual debe ser patrullada, debido a que es la entrada del Delta de nuestro Orinoco, deteniendo embarcaciones extranjeras de pesca o de transito indebido.

Debido a que la fachada Atlántica, ha sido vilmente violada y no defendida por los gobiernos desde 1999, la CODEFAAN, en uso de sus atribuciones, en febrero pasado, le envió una comunicación al Comandante General de la Armada, (aun sin respuesta), una serie de recomendaciones y sugerencias, en el sentido de:

1.      Mantener un permanente patrullajes y operaciones Marítimas y Fluviales, en la fachada Atlántica, basadas en la Línea de Base Recta contenida en el Decreto Presidencial número: 1152 de 9 de Julio de 1968.
2.      Decretar un área marítima como sucedió en 1975 con el área TESEO en el Golfo de Venezuela, que contemple el ejercicio de soberanía como es la detención, abordaje y traslado a nuestros puertos de embarcaciones de Guyana que estén realizando ejercicio de exploraciones sísmicas, pesca en una supuesta frontera marítima.
3.      Solicitar ante el Ejecutivo Nacional, operaciones normales de PDVSA y la acción conjunta con el Comando de Guardacostas, para ejercer operaciones de prevención de derrames petroleros y ejercicios de control de área en la fachada atlántica.
4.      Solicitar al Ejecutivo nacional que el MRE, reitere los reclamos de las evidentes aquiescencias que se gestaron desde 1999, como son los casos del acuerdo de Guyana y Barbados para cooperación de prospección petrolera en nuestra fachada Atlántica, firmada en 2003, y que lo hicieron a sabiendas que es parte de le zona económica exclusiva de Venezuela.
5.      Ejercer Soberanía mediante patrullajes y operaciones Navales al norte del cuarto tramo de nuestra fachada Atlántica, ya que con el laudo firmado entre Guyana y Surinam sobre delimitación de aguas marinas y submarinas, lo hacen desde referencias de tierra de nuestra zona en reclamación.
6.      Solicitar al Ejecutivo Nacional reiterar el desacuerdo de Venezuela con la decisión de Guyana en 2009 de solicitar extensión de plataforma continental más allá de las 200 Millas.

Por todo esto le sugerimos al Comandante de la Armada, actuaciones más diligentes al respecto de la aplicación del Poder Naval en una zona que el gobierno ha mantenido una política de Laisser fair laiseer passer frente a Guyana desde 1999.

En esta oportunidad celebramos el ejercicio de soberanía realizado por la Armada y rechazamos la conducta y comportamiento del Gobierno de Guyana quien exhortamos a regresar a los mecanismos diplomáticos y políticos contenidos en el Acuerdo de Ginebra como una vía de solución  entre dos países limítrofes.

La situación de gravedad que enfrenta actualmente las relaciones diplomáticas con nuestros vecinos del Caribe y en especial con Guyana son consecuencia de la inacción del gobierno de Hugo Chávez y durante el ejercicio como Canciller del actual presidente Nicolás Maduro, lo cual generó años de abandono de nuestros intereses y soberanía sobre el territorio Esequibo que aún se mantiene bajo reclamación y que debido a la poca importancia manifiesta del gobierno en estos últimos 19 años se ha fortalecido la presencia de empresas extranjeras explotando recursos que nos pertenecen a todos los venezolanos.

Finalmente la Comisión para la Defensa del Esequibo y la Fachada Atlántica, designada por la Asamblea Nacional en Febrero del 2018 reitera que la defensa del territorio en reclamación y la fachada Atlántica constituyen una cuestión de Estado y por lo tanto siempre denunciamos que Nicolás Maduro haya utilizado el tema del Esequibo  como un comodín para  articular apoyos en el CARICOM, para su proyecto de hegemonía de poder y no en función de una estrategia  en defensa del Esequibo con un criterio  de estadista y de integración Americana.

A tiempo la comisión fijó posición pública en relación a la no aceptación de la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y recomendamos que los representantes del régimen de Maduro debían dejar constancia, in situ, de esta posición histórica defendida por la diplomacia de la democracia iniciada por el ex presidente Rómulo Betancourt y seguida por Raúl Leoni, y el resto de los presidentes democráticos; por ello nunca escatimamos exhortos y llamados en comunicaciones públicas y privadas dirigidas al alto mando militar y autoridades del régimen para que convocara  a diferentes sectores de la vida nacional, universidades, iglesias, estudiantes, academias, sociedad civil, activistas por el Esequibo y expertos en la materia para que se informara y articulará una estrategia que involucrará a la Nación. Maduro no lo hizo.

La comisión especial para la defensa del Esequibo y la fachada Atlántica el pasado 7 de Diciembre del 2018 se reunió con la Academia de Ciencias Políticas y Sociales a los fines de convocar a un gran frente nacional en defensa del Esequibo y la fachada Atlántica, es de recalcar que la conducta seguida por la comisión ha sido nacionalista y pensando en el interés del país y de sus generaciones presentes y futuras, en este sentido aprobamos la integración de una subcomisión para elaborar un proyecto de ley sobre la fachada Atlantica, la cual está en desarrollo, y las recomendaciones que formulamos de no reconocer la jurisdicción de la CIJ, y que  el régimen dejara constancia por escrito in situ de la posición histórica antes señalada y ejercer actos de soberanía como es el patrullaje y custodia de la fachada Atlántica, por la fuerza de las circunstancias y la connotación moral de la Comisión más su determinación nacionalista, obligó que Nicolás Maduro y su régimen acogiera algunas de dichas recomendaciones”.

Nota de prensa.

Fuente: La Patilla