Scarlett Johansson estalla contra los fotógrafos en Buenos Aires

Latino America
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Scarlett Johansson ha mostrado su cara más relajada y la más airada durante su viaje a Argentina, país al que llegó acompañada de su actual pareja, el actor y cómico de Saturday Night Live Colin Jost. La pareja llegó a Argentina justo antes de Nochebuena y aunque sin lucir esa sonrisa que algunos actores solo sacan a pasear en la alfombra roja, la actriz se dejó fotografiar con una de las cocineras del restaurante Las Pizarras, en el barrio porteño de Palermo. Una imagen que se encargó de confirmar el rumor de que en efecto la actriz y su novio se encontraban en el país.

Después ambos viajaron en avión privado a la Patagonia donde se quedaron dos días en El Calafate, una de las zonas más turísticas del país. Visitaron el Glaciar Perito Moreno en una excursión organizada en exclusiva para ello y también navegaron por el Lago Argentino y Lago Frías, y también realizaron un excursión a pie por los Bosques de Lengas para disfrutar de su glaciares y de una laguna cubierta de témpanos de hielo.

Ver esta publicación en Instagram

esta entre nosotres! 😍 #scarlettjohansson #buenosaires #argentina #photo

Una publicación compartida de Emiliano Gabrielloni (@emigabrielloni) el

Tras completar su periplo turístico Johansson y Colin Jost regresaron a Buenos Aires. Allí fue donde la actriz perdió los nervios con un grupo de fotógrafos que hacían guardia en el aeropuerto Jorge Newbery esperando captar fotos de la pareja. La intérprete, que iba con un mono informal verde caqui y trataba de pasar desapercida oculta tras unas gafas oscuras y un gorra, comenzó a increpara a los reporteros gráficos y a intentar ocultar su rostro con las manos. El nerviosismo del momento se complicó aún más, cuando Scarlett Johansson, llevada por el nerviosismo del momento y con la visión disminuida por su intento de ocultarse de los fotógrafos que la esperaban se golpeó con una puerta de cristal. Hecho que hizo que su enfado por ser descubierta creciera aún más y al final los paparazis consiguieran unas imágenes aún más jugosas de la actriz. Mientras tanto su novio, Colin Jost, permaneció en segundo plano, más tranquilo y relajado, mientras empujaba un carro en el que iba el equipaje de la pareja.

Fuente El País - España