Una tonelada de instrumentos de Vitoria para las escuelas de Siria

España
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Música para los niños de Siria. Una tonelada de instrumentos, unos 200, y material musical, más de un centenar de objetos relacionados con la música como atriles y partituras, partieron este viernes desde Vitoria a Siria, vía Dusseldorf. La iniciativa, puesta en marcha por la Escuela municipal de Música y Músicos sin Fronteras, tiene como objetivo suplir la falta de material en las escuelas de ese país, sumido en un terrible conflicto bélico.

La furgoneta con el material se desplazará hasta la ciudad alemana de Dusseldorf, donde se insertará en una ruta de camiones que pasará por Irak hasta su destino final en Siria. El banco de instrumentos ha sido el primero de estas características que se realiza en España y ha desbordado las expectativas, según sus organizadores. Aunque la recogida terminó oficialmente en diciembre del año pasado, con 50 instrumentos donados, la búsqueda de un transporte barato hizo que se retrasara el viaje hasta hoy, con lo que se ha seguido recogiendo material.

Los instrumentos han sido donados por particulares de Vitoria pero también de Valencia y a ellos se han unido los recogidos por las escuelas de Bilbao, San Sebastián, Pamplona y de la Asociación de Escuelas de Música (Bermeo, Erandio, Santurtzi, Ermua, Berriatua, Tobera, Zarautz, Galdakao, Lekeitio) que se unieron a la iniciativa vitoriana cuando supieron de la puesta en marcha de la misma. "Todos los instrumentos donados irán directamente a las escuelas de música de Siria, un país que vive un fuerte conflicto con el que se podrá cambiar el sonido de las balas por el de la música" destacó Jesús María Alegría, presidente de Músicos sin Fronteras.

La concejala de Cultura de Vitoria, Estíbaliz Canto, dijo que muchas veces se piensa que "desde lo local no se pueden poner herramientas de apoyo internacional, pero con esta iniciativa se ha visto que desde lo local se puede trabajar directamente por la solidaridad y por el desarrollo de sociedades con problemas de convivencia". Canto mostró su orgullo de haber hecho un proyecto que ha trascendido Vitoria y ha dicho que su significado es que se trata de mucho más que 200 instrumentos". "La música es una expresión del alma y los instrumentos se convierten en un compañero de viaje que ahora continuará con un niño de Siria que tiene dificultades de acceder a una educación musical y muchas más para comprarse un instrumento, por lo que esa satisfacción, compensa, por mucho, la dificultad de desprenderse de él", concluyó.

Fuente El País - España