El Ayuntamiento aprueba 333 millones de inversiones para 685 proyectos

España
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El pleno del Ayuntamiento de Madrid, después de la aprobación en la comisión municipal de Economía, ha aprobado este jueves destinar 333 millones de euros del remanente de tesorería de 2017 para inversiones financieramente sostenibles de este año. En total, el Ayuntamiento cifra en 685 los proyectos de mejoras previstos. Aún falta aprobar otros más de 300 millones, hasta un total de 750, de inversiones que el gobierno de Manuela Carmena quiere destinar a mejoras en la ciudad, con lo que paliar a la situación de prórroga presupuestaria y la falta de recursos ordinarios para inversiones. Fuentes municipales aseguran a EL PAÍS que el Ministerio de Hacienda ya ha dado su visto bueno al gasto.

Las inversiones financieramente sostenibles (IFS) deben dirigirse a proyectos que no impliquen un gasto añadido en el tiempo. Tras el decreto de este año de Hacienda, las IFS podrán realizarse en un horizonte temporal de dos años, aunque la administración local deberá recaudar fondos de su contabilidad anual. Este año, el Ayuntamiento de la capital espera destinar 750 millones de su remanente del año pasado (que superaba los 1.000 millones) para centenares de proyectos prometidos que aún están sin ejecutar, y cuando falta un año para las próximas elecciones municipales.

Los 21 distritos de Madrid y varias áreas municipales se reparten los 333 millones de euros y los 685 proyectos del primer paquete de IFS. En el ámbito de Cultura, por ejemplo, el Consistorio plantea 100 proyectos (bibliotecas, centros culturales, monumentos) por un gasto de 16,2 millones de euros. En deportes y educación, serán 75 millones para 168 proyectos, como polideportivos y centros juveniles, y otros 51,9 para colegios, escuelas de músicas e infantiles. Con este dinero, el gobierno de Carmena espera poder llevar a cabo las 12 nuevas escuelas infantiles prometidas durante su campaña electoral, y que la propia alcaldesa considera una prioridad de su mandato.

El Ayuntamiento pone sobre la mesa 32 millones para reformas y mejoras en edificios públicos y servicios administrativos; 12,8 millones para mantenimiento de vías públicas; 7,6 millones para obras en parques y zonas ajardinadas; otros 10,2 millones para proyectos de innovación; 7 para la Policía Municipal, SAMUR y Protección Civil y 10,7 millones para salud pública.

El gasto mayor se prevé para obras vinculadas al tráfico, estacionamiento y transporte público, con 6 proyectos y 97,6 millones de euros. Algo más de un millón de euros se dirigirá a la urbanización de suelo, mientras que 210.000 euros (la menor partida prevista) se destinarán a promover el comercio.

El concejal de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, ha recordado este jueves que la aprobación de estas inversiones a través del remanente de 2017 es el único camino viable para cumplir con la Ley de Estabilidad Presupuestaria, sin paralizar el gasto inversor. "Es el único modo de hacerlo ajustándonos a la regla de gasto", ha afirmado el edil ante las críticas del PP y Ciudadanos, que cuestionan la legalidad de algunos puntos de esta maniobra financiera.

El PSOE, socio de investidura de Carmena, argumenta que la legalidad de las inversiones "no solo depende del acuerdo del pleno sino del visto bueno del Ministerio [de Hacienda], cosa que damos por hecho que se ha conseguido". Los madrileños "se merecen" unas obras "importantes e imprescindibles", ha afirmado la socialista Erika Rodriguez. Ahora queda por ver si los socialistas darán finalmente su visto bueno al proyecto presupuestario general, que el gobierno de Carmena prevé presentar en los próximos días.

Fuente El País - España