El Gobierno de India decidió este miércoles prohibir la práctica del triple talaq (divorcio) instantáneo mediante decreto tras el fracaso de la propuesta de ley que no obtuvo el respaldo de la mayoría parlamentaria el pasado agosto. La nueva norma persigue con hasta tres años de cárcel a aquellos que continúen con una práctica que divide a la población musulmana de India. Por un lado, las activistas celebran la norma como el éxito de sus demandas contra una tradición que consideran patriarcal. Mientras que otras mujeres alegan que la nueva ley destrozará a las familias dependientes de sus maridos al condenar a estos a penas de prisión.

A través del auricular del teléfono, la voz de Javier suena firme, pero abatida. Él fue la primera víctima que denunció, en una carta al papa Francisco, que el sacerdote José Manuel Ramos había abusado sexualmente de él, de su hermano —hoy fallecido— y de dos niños más en el Seminario Menor de La Bañeza (León), durante el curso 1988-1989. Por estos delitos, a día de hoy prescritos para la justicia secular, la diócesis de Astorga apartó al cura en 2017 de su parroquia en Tábara (Zamora) durante un año.

Esta fotografía dice tanto de sí misma que resultaría ocioso comentarla. El papa Francisco, de otro lado, se retrata en ella con tal naturalidad que nos deja mudos. En cuanto al grupo de mujeres, se las ve tan felices que para qué amargarles la fiesta. El problema de tener en la pared un corcho en el que vas clavando las imágenes que te llaman la atención es que un día, tras leer lo de Pensilvania, levantas la vista y se produce un clic dentro de tu cabeza.

James Rhodes casi no ha pegado ojo. Mira que lo ha contado veces, pero siempre se queda insomne cuando sabe que tiene que volver a hablar de lo que pasó. ¿Cómo contarlo para que se entienda? Para él, atacado durante años por un profesor cuando era un niño, el término abuso se queda corto: “Es una palabra demasiado blanda. Si me ponen una multa es un abuso, pero no puedo llamarlo igual si un hombre pone su pene dentro de un niño de cinco años”.

El Dalai Lama ha visitado Holanda en siete ocasiones entre 1973 y 2014. Su octavo viaje ha tenido lugar esta semana, y ha hablado por primera vez con las víctimas de supuestos abusos sexuales cometidos por maestros budistas tibetanos. Ellos temían que conociera los hechos desde hace años, y así fue: el sábado les dijo que lo sabía desde 1993. Al menos en el caso de Sogyal Lakar Rinpoche, uno de los principales enseñantes, caído en desgracia. Tras la cita, aseguró que incluirá el problema en la agenda de su próximo encuentro con los líderes budistas, previsto para noviembre en Dharamsala (India), su lugar de residencia.

Puede ser entretenido un libro de rigurosa erudición? Rara vez, pero sí lo es en el caso de Imperiofobia y leyenda negra, de María Elvira Roca Barea, que acabo de terminar. Es aguerrido, profundo, polémico y se lee sin pausas, como una novela policial en la que el lector vuela sobre las páginas para saber quién es el asesino. Confieso que hace tiempo que no leía un libro tan ameno y estimulante.

El actor Willy Toledo no ha sido detenido por la acusación de haber ofendido a los sentimientos religiosos, sino por no haber acudido a una citación ante el juez. Pero esta citación no se habría producido si no se le hubiera acusado en primer lugar. El artículo legal que protege los sentimientos religiosos es una reliquia de otro tiempo, un anacronismo que debería eliminarse hasta por coquetería. La protección de esos sentimientos ya es en sí religiosa. En circunstancias en que la pluralidad en ese terreno estuviera amenazada resultaría más comprensible. Durante mucho tiempo, quienes tenían problemas en España eran quienes tenían

Más artículos...