El papa califica el abuso a menores como “uno de los más viles crímenes”

Religion
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El papa Francisco ha denunciado este lunes los abusos sexuales a menores, muchos cometidos por sacerdotes, como "una de las plagas de nuestro tiempo" y los ha calificado de "crimen vil", en un discurso al cuerpo diplomático acreditado ante el Vaticano en el que también ha criticado la violencia contra la mujer.

"No puedo callar ante una de las plagas de nuestro tiempo, que por desgracia ha visto implicados también a varios miembros del clero. El abuso contra los menores de edad es uno de los peores y más viles crímenes posibles", ha dicho el papa."Destruye inexorablemente lo mejor que la vida humana reserva para un inocente, causando daños irreparables para el resto de su existencia".

El pontífice asegura que "la Santa Sede y toda la Iglesia están trabajando para combatir y prevenir tales crímenes y su ocultamiento, para averiguar la verdad de los hechos que implican a eclesiásticos y para hacer justicia a los niños que han sufrido violencia sexual, agravada por el abuso de poder y de conciencia".

El próximo febrero, el papa Francisco ha convocado en el Vaticano una reunión con los episcopados de todo el mundo para abordar este problema y dijo que el encuentro "pretende cumplir un paso más en el camino de la Iglesia para arrojar luz sobre los hechos y aliviar las heridas causadas por esos delitos". El papa ha criticado también la violencia contra las mujeres que se ejerce en las sociedades.

"Ante el flagelo del abuso físico y psicológico causado a las mujeres, es urgente volver a encontrar formas de relaciones justas y equilibradas, basadas en el respeto y el reconocimiento mutuos, en las que cada uno pueda expresar su identidad de manera auténtica", según el pontífice.

Francisco ha denunciado también "otra plaga de nuestro tiempo, las condiciones de los trabajadores", y citó la pérdida de puestos de trabajo, la perdida de garantías sociales y económicas o las condiciones de esclavitud moderna, así como el trabajo infantil.

Fuente El País - España