En la sección Verne de este periódico se explicaba ayer que el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, juguetea con la idea de cambiar el nombre a su país para acabar con su “pasado colonial”. Se llamaría Maharlika, “término malayo que se usaba para hablar de las civilizaciones prehispánicas de la isla de Luzón”, señalaba la información.

El Estado Islámico (ISIS) difundió este domingo un vídeo en el que presuntamente el hombre que el sábado mató a una persona e hirió a otras cuatro en un ataque con un cuchillo en el centro de París jura lealtad a la organización terrorista. Aunque no supone necesariamente una prueba de la autoría del ISIS tras lo que las autoridades francesas investigan como un acto terrorista, sí muestra un vínculo entre el supuesto atacante, Khamzat Azimov, un joven de 20 años nacido en Chechenia pero nacionalizado francés, y la organización yihadista.