¿Qué pasa cuando los migrantes están en España? Esta es la pregunta a la que ha intenta responder el informe Los muros invisibles tras la Frontera Sur, presentado este martes en Madrid y elaborado por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en el marco de un proyecto financiado por la Agencia Extremeña de Cooperación. Se trata del resultado de una investigación de campo que ha servido para analizar si los derechos humanos se vulneran o se respetan en la que ya es una de las fronteras mas importantes de la Unión Europea. "La tónica general es la falta de acceso a los mecanismos de protección internacional. La escasez de

Los tiempos actuales son tiempos donde están sucediendo muchos cambios, muchas cosas, muchas innovaciones y disrupciones tecnológicas, pero a su vez también está emergiendo una rEvolución silenciosa donde en lo individual y en lo colectivo hay un sentir y un pensar cada vez más intenso que acoge el cuidado de las personas y la naturaleza con una visión más sistémica.

Muchos consideran que la democracia dominicana no comenzó con el ajusticiamiento del dictador Rafael Leónidas Trujillo, sino diez y siete años después, con el cambio electoral de 1978.

La encuesta de Latinobarómetro sobre el estado de la religiosidad en América y en particular, en nuestro país, es muy interesante para los casos individuales, pero no necesariamente a nivel macro.

En poco menos de siete meses —y con el equipo técnico recién constituido— el Gobierno español se enfrentará al trago de presentar ante la comunidad internacional su plan nacional para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Agenda 2030). De la fortuna de este plan pueden depender asuntos tan centrales para el interés público como la transición energética, el fin de la pobreza infantil, la calidad de nuestros mares o el futuro de la cooperación para el desarrollo. Todos ellos son ámbitos en los que los índices internacionales han identificado en España un considerable espacio para la mejora de las políticas públicas y

El Gobierno supo en enero del 2017 que ese sería un año de auge en la calle, y fue prudente en no provocar ni dejarse provocar. Los meses finales fueron de respiro, y no porque el Gobierno hiciera nada, sino por cansancio o agotamiento, y no de las piernas para marchar, sino de propuestas viables. Los manifiestos de renuncia del presidente fueron como esas chimeneas eléctricas, en que se ve el fuego, dan calor, pero no queman madero.

Todo indica que el PLD está ganando tiempo con la Ley de Partidos ahora que el PRM está en ebullición por la campaña electoral interna a los puestos de dirección. No hay señales ni de humo para la convocatoria del Comité Político, Leonel sigue de viaje en viaje y en análisis de política internacional, mientras que Danilo Medina está enfocado en el complicado diálogo del Gobierno de Venezuela y la cada vez más dividida oposición política. Sólo Melanio y ayer Ventura Camejo están pidiendo que vuelvan las reuniones.

Más artículos...