Si C.P. no puede, que asuma Comité Central

Noticias de Hoy
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La poca fe de sus palabras, ha llevado a muchos compañeros del Comité Político a expresar su pensamiento fuera del organismo que por su composición y su procedencia, debiera ser el órgano más poderoso e influyente de la nación, el Comité Político del partido de gobierno que controla todos los poderes, y que tienen sus hilos de los cuales estos de una u otra forma dependen, a pesar de que exhiben independencia de la cual no convierten en propósitos colectivo y social, ya que no han sabido imponer la institucionalidad.

Escucharlos hablar con tanta claridad de los problemas que afectan a la organización, a veces al gobierno y otras al país, da a entender que tienen bien claro el origen de los problemas como la pobreza, la desigualdad y otros elementos perturbadores, lo que les da la ventaja de poder construir soluciones reales, para bien del interés colectivo, al cual juramos como político servir más allá de nuestros deseos particulares.

Esto nos da a entender que son capaces para diseñar las estrategias pertinentes, pero que la misma requiere del concurso de las instituciones y como tal del partido, el cual cuenta con organismos y órganos que hacen posible la aplicación, el seguimiento y el control de dichas estrategias que son consensuadas de la sabiduría, experiencia y talento de los líderes que componen dichos organismos que la democracia permite para el buen funcionamiento del sistema.

Pues si miramos dentro de nosotros, la institucionalidad y funcionamiento de la misma está congelada, por la falta de acción y desinterés de nuestros principales exponentes, que a pesar de tener claridad en sus palabras a la hora de pararse frente a un micrófono, no así el valor de plantearse acuerdo y consenso posible dentro de sus diferentes órganos y organismos, cuando se miran a los ojos, como que sus planteamientos no tienen sonido y no mueven su actitud, solo a la espera de las voces de los jefes de grupos, que en definitiva no van a plantear nada que pueda remover los agravios y olvidos asentando en el fondo del estanque.

El próximo 6 de agosto, el Comité Político tiene propuesta la próxima reunión, después de muchos meses sin atender nada, y como si pareciera que todo anda como fiesta en el paraíso, ni siquiera tienen agenda.

O sea, van anulados, sin elaborar iniciativas, sin propósitos a una esperada reunión, de la que la nación espera cosas importantes y positivas, y más los militantes del partido, que sufren de impotencia sin saber qué hacer.

Pero este mortal peledeísta espera que como tenemos tantos buenos compañeros, estos se van a levantar de su pasividad y tal vez temores, y van a lograr sacar propuestas con luces para redefinir el camino, y dotar de luces las acciones necesaria que nos saquen de la inercia que nos empuja el partido al despeñadero.

Pero fuera de mis aspiraciones, espero que si no tienen conclusiones, si no asumen su responsabilidad de órgano superior del Comité Central, que tengan el coraje de convocarlo para que este asuma la dirección del destino de la organización, donde podremos diseñar las estrategias para lograr los objetivos que nos formaron como partido, porque de lo contrario, no merecemos seguir contando con el apoyo de la sociedad.

Compañeros, anímense y demuestren que nosotros estamos equivocado y ustedes sí tienen condiciones, deseos y voluntad para mover la nación.

Fuente El Día