Irán critica a Europa por "retrasarse" en lanzamiento del canal de pagos que permita sortear las sanciones de EE.UU.

Fuente: Actualidad RT

Noticias de Hoy
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, se quejó este domingo del prolongado retraso en el lanzamiento del mecanismo INSTEX (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales), y advirtió que los socios europeos de Irán "no deberían creer que la República Islámica continuará esperándolos", informa Press TV.

"¿Me pregunto cuánto tiempo necesitan los europeos [para establecer] un mecanismo preliminar?", señaló Zarif mientras hablaba con periodistas en Teherán, afirmando que Londres, París y Berlín no tienen "ninguna excusa" para retrasar más el lanzamiento del mecanismo.

Desde que Washington se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear firmado en el 2015 por la República Islámica y el Grupo 5+1 (Reino Unido, China, Francia, Rusia, EE.UU. y Alemania), las partes europeas del acuerdo han estado considerando la idea de crear un canal de pagos directo con Irán, que les permitiría eludir las sanciones reimpuestas por Estados Unidos. 

Zarif declaró que los socios europeos de Irán están "retrasados" en el cumplimiento de sus compromisos en virtud del acuerdo alcanzado con Teherán, mientras que su país no solo cumple el acuerdo del 2015, sino que también ha lanzado su parte del mecanismo, el cual se denomina Instituto Especial de Comercio y Finanzas (STFI, por sus siglas en inglés). 

Asimismo elogió los esfuerzos de los vecinos de Irán, que introdujeron estructuras comerciales similares, las cuales, según el ministro, han demostrado su eficacia.

"Un paso que creará distancia entre Europa y EE.UU."

El pasado enero, Alemania, Francia y el Reino Unido anunciaron el lanzamiento de INSTEX. En aquel momento se dijo que la estructura tendría su sede en París y sería administrada por el experto bancario alemán Per Fischer, exgerente de Commerzbank.

En la etapa inicial el mecanismo habría facilitado el comercio entre las compañías de las tres naciones e Irán, al eludir el sistema de pagos internacionales SWIFT y centrarse en el comercio de bienes humanitarios, como alimentos, medicamentos y dispositivos médicos. Londres, París y Berlín también esperaban que otras naciones europeas pudieran unirse al mecanismo en el futuro.

En respuesta a la medida Washington reiteró sus peticiones a Europa de abandonar el acuerdo nuclear iraní y advirtió a los europeos contra la creación de "mecanismos para quebrantar" las sanciones contra las autoridades iraníes. Por su parte, el pasado febrero, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, calificó el establecimiento del INSTEX como un "paso imprudente que solo fortalecerá a Irán, debilitará a la UE y creará aún mayor distancia entre Europa y Estados Unidos".

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Fuente (Fotos y Texto) RT