¿Qué tan emprendedor soy?

Fuente: Diario Libre

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Hace unas semanas publiqué una columna aquí con respecto a ser empleado. Hoy hablo sobre cómo investigar cuánto de emprendedor tengo dentro.

Ser emprendedor es una moda, lamentablemente. Toda moda pasa de moda, por lo que me da pena que se tome como algo del momento y masivo. Estoy convencido de que ser empleado no es malo ni es una limitante. El límite lo ponemos nosotros mismos, tanto como empleado como para dar el salto para ser independiente. ¿Es verdad que es tan fácil, divertido y bueno ser emprendedor? Sobre todo, dudo que todos podamos serlo, y mucho menos que sea cuestión de una decisión ser exitoso. Veamos a continuación algunas consideraciones importantes sobre el hecho de independizarse, término mucho más acertado que el de ser emprendedor... este conlleva mucho más que ganarse el ingreso sin relación de dependencia.

1 Coraje para tomar riesgos. No todo temperamento es productivo al momento de tomar riesgos... le aseguro que la independencia laboral es un enorme riesgo. Los vendedores de sueños viven de eso, de vender a sus clientes un sueño. Aquellos que nos quieren enseñar a ser emprendedores son así. Quitar de la vista los riesgos es muy peligroso, podríamos no tomar las precauciones para evitar riesgos.

2 Amar los problemas. Ver problemas como un reto es la esencia de un emprendedor o comerciante. Gana dinero al encontrar soluciones. Aquellos que ven oportunidades donde otros ven problemas tienen un paso ganado. Estresarse por problemas es una mala señal para quien desea ser independiente.

3 Alta autovaloración. Sin ser ciego. Saber de qué somos capaces es más que importante para no bajar la cabeza. Compararse con los mejores es bueno, creerse mejor que ellos sin tener escala de medición podría ser peligroso.

4 Manejarse bien con el dinero. Trabajamos para ganar dinero y tendremos que tomar decisiones financieras a cada momento. No aprender antes de este tema es por lo general mortal para un emprendimiento. Tener dogmas personales asertivos y llevarlos a la empresa es lo más sensato para lograr una empresa sana, progresista y de camino ascendente duradero.

5 Sed de conocimiento. Y diría más, dogmas de aprendiz eterno. Saber ayuda, pero seguir aprendiendo ayuda más. Algunos alcanzan un nivel y dejan de lado tan importante punto, el que en realidad los llevó donde llegaron. Saber que todo evoluciona nos enseña que debemos seguir aprendiendo para adaptar nuestro emprendimiento a lo nuevo... diría que mejor a lo que vendrá.

6 Saber vender. El mejor de los productos no logra salida si no lo conseguimos vender. Contratar a alguien no es lo más productivo en un inicio, recomiendo siempre tomar el toro por los cuernos y aprender las técnicas que lleven mi producto a las manos y mentes de mis compradores. Vea mi curso de ventas online: www.bit.ly/cursoventasenero2019.

7 Especialista en tiempo. Podemos convertir cada minuto en producción y debemos hacerlo. No todos los segundos que tiene el día, sino aquellos en los que trabajamos. Dedicar más horas a ganar dinero no es tan inteligente como ganar más en el tiempo desperdiciado. En mi libro-e �??30 tips para conseguir tiempo�?� planteo 30 formas de lograrlo. Lo puede obtener de regalo en www.diegososa.info

8 No sacrificarse. Sino invertir. Tiempo, dinero, esfuerzos, energía, etc. Es una forma de ver la vida... pensar que obtendremos más de lo que en el momento estamos dando.

Fuente (Fotos y Texto) Diario Libre