No perdamos la cordura

Religion
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Lo que se propaga en estos autobuses de Hazte Oír rebasa líneas infranqueables desde el punto de vista de la coherencia. Los mismos que insisten en dejar a Franco en su mausoleo de Estado porque es innecesario resucitar traumas del pasado no tienen problema para evocar al señor Adolf Hitler. Es alarmante que a día de hoy todavía exista el afán de desprestigiar una conquista de esta envergadura. Un intento particularmente penoso, no solo por la comparativa desorbitada, sino porque se dirigen quizás a unas mal denominadas feminazisque, en cualquier caso, son una minoría. Puedes creer que la lucha acabó con Clara Campoamor o Victoria Kent o que queda mucho por hacer con vistas al futuro. Puedes estar a favor de la ley vigente del aborto o querer retroceder hacia la ley de supuestos de 1985. El feminismo, como la política, puede entenderse desde muchos ángulos, pero, por favor, no perdamos la cordura.

Andrea Saiz López. Valencia

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente El País - España